Desde la cárcel, sale Lula en el New York Times para buscar apoyo internacional

El Canciller - Comentarios

El ex presidente Lula Da Silva está en pie de guerra. Desde prisión, el líder de los trabajadores brasileros escribió una carta en la que relata su historia política y el contexto que llevó a su encarcelamiento. Sorpresivamente, la nota de opinión fue publicada por el diario The New York Times, con el siguiente título de la versión estadounidense: “Lula: hay un golpe de estado de derecha sucediendo en Brasil. Pero la justicia va a prevalecer”.

Con un objetivo informativo, el candidato presidencial buscó explicarle al ámbito internacional quién es, por qué llegó a ser un líder político y cuál es la situación actual que vive. “Me convertí en el primer líder sindical en ser elegido presidente de Brasil. Al principio, los mercados se inquietaron por este acontecimiento, pero el crecimiento económico los tranquilizó”, comenzó explicando antes de enumerar los logros de su gobierno que duró desde 2003 a 2010.

“Si me quieren derrotar de verdad, háganlo en las elecciones”.

“En mis dos períodos presidenciales, el salario mínimo aumentó el 50 por ciento. Nuestro programa Bolsa Família, el cual ayudaba a familias pobres al mismo tiempo que garantizaba educación de calidad para los niños, fue reconocido internacionalmente. Demostramos que combatir la pobreza era una buena política económica”, resumió antes de comenzar a explicar cómo fue que llega a estar preso en la actualidad.

Y decidió definir el período actual de Brasil como poco democrático: “Mi encarcelamiento es la fase más reciente de un golpe de Estado en cámara lenta diseñado para marginar de forma permanente las fuerzas progresistas de Brasil”.

Apuntando directamente a las clases de élite de derecha, y justificando su accionar como la intención de lastimar a las clases marginales, el político le sacó peso al temido Juez Moro para generar un conflicto de clases. “El verdadero problema no es Moro, sino los que lo han encumbrado a un estatus de intocable: las élites neoliberales de derecha que siempre se han opuesto a nuestra lucha por una mayor igualdad y justicia social en Brasil”, explicó.

Para especificar su intención, Lula volvió a remarcar su intención de ser candidato a la presidencia en 2019 y aseguró que sería el ganador. “No me preocupa mi situación. He estado preso antes, durante la dictadura militar de Brasil, nada más porque defendí los derechos de los trabajadores”.

Con una clara intención de pedido de apoyo internacional, Da Silva finalizó su carta pidiendo respeto por la democracia: “Si me quieren derrotar de verdad, háganlo en las elecciones”.