Descarta Mariu el plan V para la Presidencia y cuida la espalda de Macri por tarifas

El Canciller - Comentarios

La tapa de la revista Noticias quiso revelar lo que era un secreto a voces: la gobernadora María Eugenia Vidal se presentaba como una posible alternativa ante la caída en la imagen de Mauricio Macri, arrastrada por la vuelta al Fondo, la corrida cambiaria y el posible veto del proyecto anti tarifazos.

Sin embargo, Vidal fue muy contundente durante el almuerzo organizado por el Rotary Club de Buenos Aires: no hay plan V. Es decir, la candidata con mejor imagen no será-al menos por ahora-la sucesora de Mauricio Macri en la Presidencia. “No voy a ser candidata a Presidenta”, dijo, contundente.

Sin lugar a dudas, el tema de la reelección es un tema incómodo para la gobernadora bonaerense, que sabe que su futuro, tarde o temprano, estará en la Casa Rosada. “Les dije que voy a romper ese mandato de que el gobernador de la provincia es candidato a presidente en la siguiente elección”, afirmó. ¿Cumplirá con su palabra? Habrá que esperar.

“Voy a romper ese mandato de que el gobernador de la provincia es candidato a presidente”, dijo Vidal

El derrumbe de Macri en las encuestas provocó la alarma del Círculo Rojo y empezó a sonar con fuerza el nombre de Vidal, una dirigente que “cae bien en el peronismo”. Igual, hasta incluso en estos días calientes, en los pasillos de Balcarce 50 todas las fichas están puestas en un segundo mandato de Macri.

Contra la ley anti tarifazo

El Senado debate desde las 14.30 el proyecto que busca frenar los aumentos en las tarifas de agua, luz y agua. Allí, una oposición fortalecida intenta dar un golpe al corazón de la política económica de Cambiemos y obligar al presidente Macri a firmar el veto a primera hora del jueves.

En este escenario, la figura con mejor imagen del Gobierno, María Eugenia Vidal, salió con dureza a cuestionar el avance del peronismo en la Cámara Alta, donde los números indican que la iniciativa tendría luz verde y los precios de las tarifas deberían retrotraerse a los valores de noviembre de 2017.

La gobernadora bonaerense apareció en el momento justo y dio el último mensaje antes de que los ojos estén definitivamente centrados en el Congreso: “Si hoy se sanciona la ley, no va a cambiar ni mejorar la situación de los argentinos con las tarifas”, dijo la mandataria bonaerense, al participar de un almuerzo organizado por el Rotary Club.

“Es contradictorio estar pidiéndole asistencia al Fondo y estar impulsando una ley que incorpora $75.000 millones sin prever una partida y desconociendo un presupuesto que se sancionó hace menos de seis meses”, añadió.