Desafía el jefe del PJ bonaerense el techo de Cambiemos y cierra paritarias en Merlo por el 20%

El Canciller - Comentarios

Cambiemos, aún con algunas excepciones, pretende avanzar con los acuerdos en torno al 15% y alejar los convenios con gremios cercanos al 20. Sin embargo, el peronismo, que le juega una fuerte pulseada en el Congreso por las tarifas, ahora desafía el techo del Gobierno en algunos distritos.

Por eso, a diferencia del gusto de Marcos Peña y Mauricio Macri, el intendente y titular del PJ bonaerense, Gustavo Menéndez, arregló con el sindicato de empleados municipales de Merlo un aumento del 20%.

En este sentido, el jefe comunal y el secretario general del sindicato de empleados municipales de Merlo, José Luis Núñez, firmaron un incremento en ése porcentaje en un solo tramo para los empleados y un 10% para los funcionarios políticos.

“La política y sus funcionarios son quienes tienen que hacer el mayor esfuerzo y no los empleados, por eso está diferenciación”, lanzó Menéndez, mientras intenta perfilarse como una de las figuras del peronismo de cara al 2019.

En febrero de este año, Menéndez fue una de las figuras del peronismo que elevó su perfil para cuestionar al gobierno bonaerense en el marco de las paritarias docentes, aunque luego bajó la guardia y se alejó de las críticas a la Provincia.

El 24 de Magario

En abril, la intendenta de la Matanza, Verónica Magario, y el Sindicato de Trabajadores Municipales de la localidad bonaerense acordaron un aumento salarial en promedio del 23%, mientras que para las categorías inferiores el aumento representará una suba de hasta el 24,5% en sus sueldos.

Los incrementos son retroactivos al mes de marzo. De esta forma, la localidad más poblada de la provincia de Buenos Aires también había logrado perforar el techo de las paritarias.

Los ferroviarios, también por encima del 15

Los ferroviarios expusieron el abandono oficial de la pauta del 15% al convalidar un aumento de ese porcentaje para los trabajadores ferroviarios, pero con un detalle no menor: por nueve meses.

El pedido oficial fue presentar el aumento como anual y de 15% de tope, en línea con la pauta establecida por el equipo económico, aunque luego se conoció que el acuerdo entre las partes es entre enero y septiembre. Es decir, en los últimos meses del año los sindicatos ferroviarios podrían renegociar la paritaria para acercarse un poco más a los números previstos para la inflación anual.