El presidente Alberto Fernández admitió que el plantel dirigido por Lionel Scaloni no quiso asistir a Casa Rosada para la histórica foto en el balcón y afirmó que los futbolistas "quisieron otra cosa y es muy respetable".

"Ellos quisieron otra cosa y es muy respetable. No era una celebración del Presidente de la República, era de los jugadores.

Celebré y disfruté mucho de ver a la gente disfrutar", sostuvo el mandatario.   

En diálogo con Radio Con Vos, el jefe de Estado continuó: "Soy un futbolero consumado y veo las cosas de otra manera. Sabía que el nivel de agotamiento era muy grande y que querían que la celebración sea breve. Les dije a las autoridades de AFA que tenían a disposición Casa Rosada".  

Asimismo, Alberto Fernández calificó como "una fiesta popular" a la masiva cantidad de gente que salió a las calles a festejar y aseguró que su trabajo fue facilitar las cosas para que la sociedad celebrara con la Selección campeona.