Deporte en casa: cinco pruebas sencillas

Te contamos algunos trucos para que puedas realizar actividad física sin moverte de tu hogar.
El Canciller - Comentarios

Para estar en forma, no es necesario tener maquinas o disponer de gran espacio. A veces el living de tu casa o un pasillo pueden servir perfectamente como una especie de gimnasio casero.

Algunos ejercicios efectivos

Sentadillas

Una silla puede utilizarse como banco de trabajo para hacer sentadillas. Algunos aspectos importantes para tener en cuenta: es clave llevar la cola bien hacia atrás al momento de sentarse. Las rodillas deben estar en la misma línea que los talones: ¡nunca deben quedar por delante de ellos! Pies paralelos con una apertura del ancho de hombros.

Paso profundo

Este ejercicio también sirve para afirmar la cola. La idea es dar un paso largo y volver a pararnos: la pierna de atrás debe llegar a tocar el piso con la rodilla. Quizás al principio, la fuerza de las piernas no nos deje llegar hasta el piso, pero con práctica, lo haremos mejor. Se puede hacer en el lugar o avanzando.

Elevación de la pelvis

Acá podemos buscar una alfombra para recostarnos boca arriba. Y acción: rodillas semiflexionadas, apoyamos los pies y elevamos la pelvis. Solamente nos apoyaremos en los omoplatos. Para más dificultad, incluso, podremos elevar una pierna al mismo tiempo que la pelvis.

Tríceps

Otra vez tomamos la silla y nos sentamos al borde. Hay que procurar que no se mueva; vamos a apoyar la manos con los dedos hacia delante y ambos talones en el piso con las piernas extendidas. Solo nos vamos a apoyar en manos y pies. El ejercicio es flexionar y extender los codos, tratando de llevar la cola al piso.

Abdominales

¡Infaltables en toda rutina hogareña! Hay muchos ejercicios para fortalecer los abdominales. Alternaremos distintos grupos. ¿El primero? Boca arriba, manos detrás de la cabeza y piernas flexionadas. Solo despegaremos del piso hasta lo omóplatos.

En el siguiente ejercicio llevaremos los codos a la rodilla contraria. Por ultimo haremos abdominales bicicleta; también tumbados boca arriba, con una rodilla flexionada hacia la cabeza. Aquí combinaremos con el codo contrario.

Todos estos ejercicios podemos realizarlos en un circuito, intercalándolos para que no sea tan monótono realizar siempre el mismo. Podemos hacer series de 40 segundos cada uno.

De esta forma, con solamente una alfombra y una silla trasladamos el gimnasio al living de nuestra casa. Más adelante podemos ir incorporando otro tipo de elementos que solemos tener en casa. ¡No hay más excusas!