Denuncian la presencia de testigos “amarillos” en el allanamiento a la casa de Cristina en Río Gallegos

El Canciller - Comentarios

Enrique Máximo Bavera Heesch y Lucila Hernández fueron los testigos elegidos por la Policía Federal para estar presentes en el allanamiento a la casa de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner en Río Gallegos, provincia de Santa Cruz, que se llevaron a cabo ayer por la tarde.

En las últimas horas, trascendió que ambos forman parte de la agrupación Jubilados Unidos y son activos militantes del senador Eduardo Costa, principal opositor el kirchnerismo en Santa Cruz y candidato por Cambiemos a gobernador de esa provincia en 2019.

Los jubilados, que además mantuvieron encuentros con la diputada macrista Roxana Reyes, fueron fotografiados en varias movilizaciones contra la actual senadora de Unidad Ciudadana y su cuñada y gobernadora santacruceña, Alicia Kirchner. Las fotos están en las redes sociales de los propios testigos.

Hernández habló hoy con el canal América, dijo que no vio “nada raro” en los allanamientos y destacó que, al menos en esa propiedad, no estaba el diploma de abogada de la exmandataria.