Denuncia por desabastecimiento: cuáles son las 11 empresas imputadas por el Gobierno

El Canciller - Comentarios

La Secretaría de Comercio Interior imputó a Fargo, Mastellone, Aceitera General Deheza (AGD), Danone, Molinos Cañuelas, Bunge, Molinos Río de la Plata, Unilever, Procter & Gamble (P&G), Paladini y Potigian por desabastecimiento al retener su producción o no entregar algunos productos para vender.

La medida se llevó a  cabo a través de la Subsecretaria de Acciones para la Defensa de las y los Consumidores (SSADC). Luego de que se verificó que las empresas incumplieron la resolución 100/2020, la cual dispone “incrementar su producción hasta el más alto grado de su capacidad instalada y arbitrar los medios a su alcance para asegurar su transporte y distribución con el fin de satisfacer la demanda”.

La resolución establece el marco legal para la implementación de los Precios Máximos. Este programa busca proteger a los consumidores de posibles abusos en los precios y garantizar el normal abastecimiento en los comercios.

La SSADC fiscalizó supermercados y detectó que no habían algunos productos. Tras esas fiscalizaciones, se inspeccionaron las oficinas de las empresas, las cuales entregaron datos sobre stocks e inventarios correspondientes a noviembre y diciembre de 2020, y enero de este año.

Las compañías tienen cinco días hábiles para acreditar ante la SSADC haber cumplidos la normativa. Deben restablecer los niveles de stock registrados a noviembre 2020, y asegurar el transporte y la provisión de los productos.

Qué productos faltaban por compañía

Las fiscalizaciones corroboraron que Fargo tuvo una baja en su stock de paquetes de ravioles, ñoquis, tapas de empanadas y de pan lactal en todas sus variedades. Mientras que otra empresa alimentacia, AGD, tuvo una caída en todas sus marcas y presentaciones. Lo mismo ocurrió con Molinos Río de la Plata: vendió menos harinas, productos a base de arroz, arroz y aceites.

También la multinacional Unilever, que fabrica alimentos, artículos de limpieza e higiene personal, tuvo una caída de casi el 100% en su inventario de aderezos. En el caso de Danone, hubo una disminución importante en la producción y despacho de quesos cremas y postres.

Compras en los supermercados en tiempos de pandemia. Foto NA: DAMIAN DOPACIO

En Bunge, compañía global de agronegocios, se corroboró una caída en el despacho de aceites envasados y una variación negativa de stocks de harinas. El fabricante de productos de limpieza y para el cuidado personal, P&G, disminuyó las cantidades de los pañales y detergentes.

Mastellone (lácteos), Potigian (golosinas), Molinos Cañuelas (alimentos agroindustriales) y Paladini (frigorífico) no brindaron la información con el detalle pedido. Por ese motivo fueron imputadas.