Denuncia judicial, 1.500 policías y control en el Obelisco: los detalles del operativo para el Boca-River

El Ministerio de Seguridad porteño realizó una denuncia de oficio, alertados por posibles disturbios de los hinchas de Boca. Por prevención, no se informará el recorrido del micro de River hasta el estadio.
El Canciller - Comentarios

Mientras Gustavo Alfaro y Marcelo Gallardo preparan a sus dirigidos para el último capítulo de la semifinal, la Policía de la Ciudad diagramó un mega-operativo para demostrar que el episodio que llevó a trasladar la final continental al Santiago Bernabéu quedó en el pasado. El Gobierno porteño buscará probar que en la Capital Federal, aunque sin visitantes, se puede disputar un Boca-River definitorio como el de esta noche sin sobresaltos.

Los ingredientes que acompañan al desarrollo del partido son varios. Desde el Ministerio de Seguridad y Justicia porteño realizaron ayer una denuncia judicial de oficio al detectar, a través del ciber-crimen, que facciones de hinchas Xeneizes se estaban congregando por redes sociales para ir a emboscar al micro de River. Por este motivo, el recorrido del ómnibus desde el Monumental hasta La Bombonera será secreto. Las autoridades dicen manejar hasta cuatro caminos alternativos. El plantel millonario tiene previsto arribar a La Boca a las 19:30.

La preocupación no pasa sólo por lo que pueda suceder en la previa del partido. Según indicaron fuentes del Gobierno porteño a El Canciller, pudieron corroborar que existen convocatorias para provocar desmanes en caso de que el resultado final sea favorable a River. En este sentido, se desplegará un monitoreo preventivo en el Obelisco para impedir cualquier disturbio que se pudiera originar al culminar el encuentro.

Los detalles del mega-operativo

Participarán más de 1.500 personas, entre policías, bomberos, integrantes de la División Especial de Explosivos, representantes de Espacio Público, Logística, Dirección de Tránsito y Transporte, Limpieza y Dirección de Prevención del Delito. Utilizarán drones, helicópteros del Escuadrón Aéreo, y el sistema de reconocimiento facial. En todos los accesos a la cancha se utilizará el programa “Tribuna Segura”, que detecta mediante el número de DNI a aquellas personas que tengan pedido de captura o sobre las cuales pese el derecho de admisión.

Además, estará disponible el flamante Sistema Aerostático de Vigilancia, un mecanismo de visualización montado en un globo aerostático, que puede elevarse 300 metros y cuenta con un ángulo de visión de 360º, el que permite identificar objetos en distancias mayores a dos kilómetros. En la trastienda, subyace la cercanía a los comicios presidenciales, y en el Gobierno nacional no quieren ningún problema que altere el escenario electoral.

El estadio de Boca ya fue habilitado, con presencia del secretario de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro. La Agencia Gubernamental de Control revisó los palcos, las tribunas, los vestuarios y las distintas dependencias del club en búsqueda de pirotecnia no autorizada y narcóticos. También, controló los puestos de comida, la cocina y los vestuarios locales, visitantes y de los árbitros.