Delinea Pagni el 2019 con la economía electoral y Cristina como “líder conceptual” del peronismo

El Canciller - Comentarios

La recuperación lenta de la economía, el análisis cortoplacista que la sociedad hace de su situación general y la incapacidad del peronismo de encontrar un liderazgo competitivo en términos electorales son las tres variables que le dan aire al Gobierno de cara a las elecciones del año que viene, según el análisis de Carlos Pagni.

Para el editorialista de La Nación y conductor de Odisea Argentina, en el Ejecutivo confían en que la recomposición del salario este fin de año y la mejora paulatina de los indicadores macroeconómicos (sobre todo la inflación) en los primeros meses del próximo serán claves para llegar a octubre con la seguridad de que, al menos, no perderán la elección.

“¿Cuánto va a durar y qué profundidad va a tener la recesión? Esta es la pregunta que se hace hoy no solamente el mercado, no solamente los operadores económicos, no solamente la gente común, sino también quienes diseñan sus estrategias políticas para el año que viene”, señaló Pagni anoche, en la apertura de su programa.

En el Ejecutivo, sostiene el editorialista, creen que la recesión será corta y que habrá una recuperación a partir de enero, con una baja de la inflación y un repunte del consumo. La clave: según los consultores, los argentinos ponderan solo los últimos tres meses a la hora de analizar su situación económica. En el contexto que prevé el oficialismo, con tres fotos se taparía la película.

La otra variable a considerar es la “crisis de liderazgo” del peronismo. “Hoy no está claro dónde está el jefe. Cristina Kirchner ejercía una jefatura de consenso prácticamente unánime, que ahora se perdió”, analizó el columnista.

Según Pagni, el problema que plantea el liderazgo de Cristina es que no garantiza el regreso del peronismo al poder pero “controla la base principal de ese partido, que es la base que ese partido tiene en las zonas más desamparadas del conurbano bonaerense”.

En ese sentido, plantea un interrogante: “¿Cuál es la esencia del peronismo?”. No es la lucha contra la corrupción ni el pluralismo interno, “banderas” de Cambiemos, sino que se define en base a “una idea de la distribución del ingreso, un programa económico social”. Esa idea la encarna, como antecedente más cercano, el gobierno kirchnerista.

Y es en ese punto, además, donde las “propuestas conceptuales” de los peronistas más lejanos a la expresidenta -como Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey o Miguel Ángel Pichetto- no se diferencian mucho de las suyas.

“¿No será que Cristina Kirchner sigue siendo la líder conceptual de todo ese grupo, que se diferencia de ella por razones estéticas, pero no por las razones que rigen el voto peronista?”, se preguntó el editorialista. Una pregunta que considera “central” para el año que viene y, hoy, el “principal activo” electoral de Macri.