Del reclamo al nuevo presidente a la chicana de sus rivales: la llegada de Maradona a México

El Canciller - Comentarios

Más de dos meses pasaron ya del agónico gol de Marcos Rojo en San Petersburgo, ante Nigeria, que depositó a la Selección Argentina en los Octavos de Final del Mundial de Rusia. En aquel escenario, Diego Maradona vivenció un carrousel de emociones que lo llevaron desde el descontrol por la clasificación -que incluyó la fabulosa postal de un rayo de luz iluminándolo mientras alzaba los brazos- hasta su descompensación una vez finalizado el encuentro, en lo que fue una imágen poco feliz de uno de los mejores futbolistas de la historia.

Semanas más tarde, el Diez asumió oficialmente como presidente honorario del Dinamo Brest de Bielorrusia, cargo que hasta el día de hoy ocupa. No obstante, la tentación por la dirección técnica pudo más y aceptó la propuesta de Dorados de Sinaloa, club que milita en la segunda división de México -se ubica en el puesto 13 sobre 15 participantes. El nuevo vínculo no impide su desempeño en el club europeo.

A su vez, el equipo se clasificó a los Octavos de Final de la Copa MX, instancia donde lo aguarda el Querétaro, de la primera división. Dicha institución, que entre los años 2014 y 2015 albergó al magistral Ronaldinho Gaúcho, polemizó la antesala del encuentro al menospreciar la trayectoria del Diego. “Para nosotros… El mejor 10 que ha venido a México, es él. El que entendió, entendió”, apuntó en su cuenta oficial de Twitter.

En su regreso a tierra sagrada, donde hace 32 años supo saborear la gloria comandando a la Argentina a su última conquista en un Mundial, Maradona desembarca con la meta de obtener el ascenso a la máxima liga. Tras su aterrizaje en Culiacán, el cual despertó la algarabía de los simpatizantes de la entidad, el ex entrenador del seleccionado nacional se mostró con el embajador argentino Ezequiel Sabor, a quien le agradeció los gestos de camaradería.

Fiel a su personalidad socialista, el ídolo no perdió tiempo y le envió un mensaje a Andrés Manuel Lopez Obrador, recientemente electo como nuevo mandatario mexicano. “Le mando un gran saludo al pueblo mexicano y a su nuevo presidente, quien sin dudas trabajará para darle felicidad a su gente. Latinoamérica debe estar unida, y en paz, contra el imperialismo, que todos los días despliega sus armas para quedarse con todo, a costa del hambre de la gente”, aseveró.

El último trabajo de Maradona como entrenador, en el Al Fujairah de los Emiratos Árabes Unidos, se interrumpió luego de que el equipo no lograra la promoción de categoría. En la última fecha del torneo, un error grosero del arquero le impidió al astro celebrar, y el fracaso deportivo motivó su renuncia.

“Feliz por esta oportunidad de trabajo. Feliz por todos los comentarios, con buenos augurios. Quiero decirles que encaro esta etapa con humildad, y con las mismas ganas de siempre”, manifestó el Diez. Un nuevo desafío comienza, en una vida de película que promete tener más capitulos para contar.