Del kirchnerismo al macrismo: el uso de “falsos militantes” para hacer campaña y evitar escraches

El Canciller - Comentarios

En tiempos de marketing político, una de las herramientas que se ha consolidado en los partidos, sobre todo en épocas de campaña electoral, es la presencia de militantes en videos y actos de quienes detentan el poder. Una vieja práctica que utilizó el kirchnerismo y continuó con el macrismo.

El fin de semana, la gobernadora María Eugenia Vidal compartió un video en el que dialogaba con una mujer que maneja un comedor popular en Escobar, provincia de Buenos Aires. Rápidamente, usuarios de redes sociales notaron que la mujer, llamada Patricia Erazo, ya había aparecido en otros videos con otros dirigentes del PRO, como “Piter” Robledo y Carolina Stanley.

Pero la práctica no es nueva: también hubo varios casos durante el kirchnerismo. Uno de ellos fue el de Armando “Antonio” Domínguez, revelado por diario Perfil en 2012. La entonces presidenta Cristina Kirchner, en una videoconferencia durante el acto de inauguración de una nueva fábrica, lo presentó como un simple trabajador cementero de Olavarría, pero en realidad se trataba de un dirigente político y un peso pesado del Partido Justicialista.

Domínguez formaba parte del secretariado general de AOMA (Asociación Obrera Minera Argentina) de Olavarría desde hace 19 años y fue el interventor en la seccional de San Juan durante alrededor de un año. Además, fue presidente del PJ de Olavarría. De hecho, en una entrevista, contó que tiene más de treinta años de militancia.

“Otro ‘falso positivo’ sucedió en el funeral de Néstor Kirchner, cuando un recordado barítono que entonó una emocionante Ave María en honor al ex Presidente frente a las cámaras de TV. Ernesto Bauer conmovió a todos por su espontaneidad y talento, aunque se trataba del hermano del cineasta y director del Sistema Nacional de Medios, Tristán Bauer, quien regularmente visita a la Presidenta en la Quinta de Olivos”, detalla el diario Perfil.

Ya con Macri en Casa Rosada, otros casos de esta maniobra aparecieron. Durante las elecciones, dos jóvenes del PRO del municipio de Lanús, José Adrián Fernández y Noelia García, cometieron el delito penal de uso de documento público falso al tomar posesión de las mesas 165 y 158 (es decir, quisieron hacerse pasar por presidentes de las mesas). Fiscales de Unidad Ciudadana y de 1Pais advirtieron la irregularidad y los denunciaron.

Para los videos de las redes sociales, ya sean en vivo o en “falso vivo”, la utilización de militantes tiene como finalidad evitar escraches y generar un clima de afinidad entre el político y el ciudadano al que visita.