Del “Háganse cargo” a rematar su auto: quién es Rodrigo De Loredo, el candidato efectista

Ex legislador cordobés, yerno de un ministro de la Nación y pretendiente de la intendencia de la Docta, el militante radical tiene un pasado de campañas extrañas. De taxista encubierto a un tatuaje, todo vale.
El Canciller - Comentarios

Uno de los candidatos que compiten por la intendencia de la ciudad de Córdoba realizó una llamativa acción en las últimas horas: en una cena de recaudación de fondos para sustentar su campaña, sorteó su propio automóvil. Primera pregunta: cómo hará para recorrer la ciudad sin su propio vehículo. Más allá de este detalle que probablemente no haya tenido en cuenta, Rodrigo De Loredo es un personaje harto conocido en las redes sociales aunque muchos no recuerden su nombre.

Yerno del ministro de Defensa Oscar Aguad, De Loredo fue viral durante todo el año 2013, cuando ocupaba una banca en la legislatura de Córdoba por la oposición al Justicialismo. Fue entonces cuando pronunció un discurso que se multiplicó hasta el infinito bajo el título “Háganse cargo”.

Sin embargo, esa viralización mostró un personaje que ya venía haciendo de las suyas en la legislatura provincial con acciones poco convencionales. En tiempos en los que estamos semana hablando sobra una planta que llevó una diputada a una apertura de sesiones, se cumplen siete años del momento en el que De Loredo exhibió una torta marquise en plena sesión para graficar su denuncia del reparto de dinero de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (EPEC).

Con mandato cumplido, en 2015 De Loredo compitió por primera vez por la intendencia de Córdoba, ocasión en la que perdió frente a Ramón Mestre, quien ahora va por la gobernación de la provincia en internas con Mario Negri. En aquel entonces, De Loredo decidió hacerse pasar por taxista y filmarse dialogando con pasajeros sobre sus propuestas.

Luego de un paso por la dirección de ARSAT, desde 2018 De Loredo se encuentra abocado a la actividad partidaria provincial pero no abandona ni sus ambiciones ni sus métodos de comunicación no tradicionales y, a través de Instagram, mostró la realización de un tatuaje más que sugestivo: «No robarás». Así, el séptimo mandamiento quedó como el acto de campaña que sólo pudo ser empañado en la noche del jueves, cuando en una cena de recaudación de fondos, el candidato a suceder a Ramón Mestre y compañero del mismo dentro de Cambiemos, tomó una iniciativa particular: rematar su propio vehículo.

Tatuaje. #tattoo #tattoos #tatuajes #tatu #tatus #tintachina #tinta #tintas

Una publicación compartida de Rodrigo de Loredo (@rodrigodeloredooficial) el

Luego de una breve puja, el Volkswagen Bora modelo 2009 tan original que ni fue pasado por el lavadero antes de exponerlo a la venta, fue rematado en 288 mil pesos que serán destinados a la campaña electoral del candidato que ahora usará esos fondos, entre otras cosas, para recorrer la ciudad sin su auto.