Del furor a la tragedia: el premonitorio mensaje del joven y el dolor de Xuxa

El Canciller - Comentarios

El corazón de Hernán Mondragón no resistió la emoción de volver a ver a la ídola de su infancia. En la tarde del miércoles, Xuxa llegó al país recibida por los fanáticos que crecieron junto a sus programas infantiles. Pero la situación pasó del amor a la tragedia en pocos minutos.

La llegada de Maria da Graça Meneghel a Ezeiza fue un suceso imperdible para miles de fanáticos que llenaron la sala de espera del aeropuerto internacional. La cantidad de gente inesperada y la falta de organización provocó un descontrol tal que, cuando finalmente arribó la animadora, los seguidores se agolparon para poder saludarla. “Se veía venir que el intento de orden no iba a funcionar, nadie de la policía se acercó, solo había tres custodios, fue un desborde. Yo quedé en el medio, era imposible salir de ahí, te apretaban empujaban”, le contó una testigo a Infobae.

Mondragón pudo hacerlo y estuvo junto a ella durante todo el camino hasta la camioneta, pero al querer salir del hall, se desplomó en el acto. La asistencia médica fue inmediata pero no suficiente. El infarto fue letal.

La “Reina de los Bajitos”, que conocía a Hernán desde los '90 cuando era un fanático de la primera hora con solo 19 años, vio que se desmayaba y preguntó al llegar al hotel por él.

Voy a morir infartado!!! Mañana!!!“, había escrito el martes en Facebook el RRPP insólitamente anticipando su propia muerte. En sus redes sociales se puede ver que frecuentaba el ambiente artístico y promocionaba shows nocturnos.

Al enterarse de la noticia, la cantante publicó un sentido mensaje en sus redes sociale spara expresar el cariño que compartía con el seguidor.