Del alivio a la condena: los días agitados de Menem en la Justicia

El Canciller - Comentarios

En los últimos días el expresidente y actual senador nacional por la Provincia de La Rioja, Carlos Saúl Menem, fue absuelto y condenado en dos causas en los que estaba siendo acusado. Si no entendiste por cuál delito lo condenaron y por cuál no, acá te lo explicamos fácil.

Venta ilegal de armas


Hace 12 días se conoció el fallo de la Cámara Federal de Casación Penal -Sala 01– que absolvió a Menem y a los restantes imputados en la causa por la cual se investigó la supuesta venta ilegal de armas. Este armamento debía ir -por decreto- a Panamá y Venezuela, pero las armas llegaron en realidad a Croacia y Ecuador.

La absolución no fue porque Menem y los restantes acusados probaran su inocencia, sino porque los jueces consideraron que la acción penal se había extinguido por el paso del tiempo y la demora de los tribunales.

¿Pero qué es esto de que se extinguió la acción penal? El tiempo para ser juzgado es clave porque una persona no puede estar siendo investigada y perseguida durante años. En en caso habían transcurrido 27 años y la Cámara entendió que esto resulta violatorio para los derechos (que tiene todo ciudadano) a ser juzgado en un tiempo razonable.

Pago de sobresueldos 


La otra causa en la que se investigaba al ex presidente es por el pago de sobresueldos a funcionarios de su gobierno y por ésta si fue condenado a 4 años y medio de prisión.

El pago de sobresueldos técnicamente es conocido como peculado o también malversación de caudales públicos (art 261 del Código Penal). Y lo que se sanciona es que alguien que tiene a su cargo la administración de fondos públicos le da un destino que no les corresponde. En este caso, se lo condeno a Menem por crear un sistema para que sus funcionarios de más alto rango, cobraran, además de sus sueldos, sumas de dinero que no les correspondían en concepto de gastos protocolares, compensaciones, entre otras.