Del 45 a 36 al 52 a 48: la encuesta del miedo y la promesa de Macri a los empresarios

El Canciller - Comentarios

La semana pasada la preocupación invadió a la Casa Rosada. Isonomía, una de las consultoras de opinión pública más valoradas por el Gobierno nacional, entregó un informe de abril que postula a Cristina Fernández de Kirchner como vencedora en un eventual ballotage ante Mauricio Macri, por 9 puntos porcentuales. Esta tarde, en una reunión con empresarios, el presidente desmitificó las estadísticas adversas y vaticinó que ganará en segunda vuelta por 52% a 48%.

El relevamiento de la encuestadora que conduce Juan Germano tuvo su correlato en nuevos gestos de desconfianza de los mercados ante el escenario de incertidumbre política que reina en el país.

Tras conocerse las nuevas proyecciones electorales -y los anuncios paliativos destinados a reactivar el consumo-, las acciones de las empresas argentinas se desplomaron un 8% en promedio en Wall Street y el Riesgo País alcanzó los 854 puntos, niveles a los que no llegaba desde que gobernaba la expresidenta.

La evolución de los informes de Isonomía en los últimos meses muestra un rechazo inobjetable de la sociedad a los aumentos de tarifas públicas en el primer trimestre del año, los elevados índices inflacionarios y el aumento de la pobreza.

Mientras que en diciembre la consultora le daba al primer mandatario un 42% de intención de voto en la primera vuelta contra un 27% de la senadora, en enero esos guarismos cayeron al 37% para Macri, en marzo al 34%, hasta llegar a la actual derrota en una eventual segunda vuelta.

En este contexto, y luego de decretar a través del Boletín Oficial la nueva Ley de Lealtad Comercial, el presidente recibió a los empresarios del sector para agradecerles el apoyo al programa paliativo y prometerles que se mantendrá en el poder después de diciembre. “Estoy convencido que voy a ganar las elecciones“, les manifestó a los asistentes.