Defiende Canicoba Corral a la justicia federal y apunta al fiscal Delgado

El Canciller - Comentarios

La causa del jefe de la Agencia Federal de Inteligencia -AFI-, Gustavo Arribas, no llegó a desembarcar en la Argentina que ya estaba desestimada por el juez federal Rodolfo Canicoba Corral. Hoy, el magistrado explicó por qué no dio lugar al pedido del fiscal Federico Delgado, en tanto que defendió su accionar.

Leonardo Mirelles, un operador financiero extranjero, había asegurado que le transfirió a Gustavo Arribas alrededor de 600 mil dólares en coimas en 2013. Los dichos salieron de sus declaraciones en la causa de la empresa brasileña conocida como Odebrecht. El pago a Arribas fue filtrado por los medios estadounidenses y repercutió de lleno en el ámbito local. Fue el fiscal Federico Delgado quien llevó la causa ante la justicia con un pedido de investigación sobre el jefe de la AFI.

“No tenemos jurisdicción universal, aunque algunos creen que sí se puede”

El fiscal [Federico Delgado] hizo una descripción poco clara de los hechos. Tuve que suspender los exhortos porque no tenía los elementos de juicio suficientes para que procediera para que la Justicia brasilera le diera curso”, aseguró Canicoba Corral en díalogo con El Fin de la Metáfora, en Radio 10; y agregó: “El juez está reducido a que lo que el fiscal requiere, si el fiscal no produce un requerimiento el juez no puede proceder. Lo sustancial de mi resolución es que lo que se le imputa a este hombre es una conducta en Brasil y durante su residencia en Brasil. No tenemos jurisdicción universal, aunque algunos creen que sí se puede”.

“En su momento la presentación era que Arribas había recibido dinero y que había que investigarlo. El fiscal dio una opinión y esa opinión no me permitía ni siquiera fundar los exhortos que tenía que haber remitido a Brasil, por eso lo tuve que suspender”, explicó.

“Hay programas que están hechos para presionar a jueces u otras personas”

Presión mediática


“Pretendo no dejarme influir por esas operaciones. Es una lucha día a día. Los que tenemos una larga experiencia, tengo 25 años de juez federal, nos acostumbramos un poco a eso. Es lamentable porque no tenemos un órgano periodístico que pueda confrontar. Hay otros periodistas que pueden reinterpretar los dichos para querer decir a uno lo que no dice

“No los conozco como tales [a los operadores del Gobierno en la Justicia] pero deber haberlos. Pienso que el Ministro de Justicia se encarga de la comunicación entre el Poder Judicial y el Poder Ejecutivo. Todo el mundo habla mal de Comodoro Py pero cada vez que hay un problema grave, acuden a Comodoro Py, inclusive Carrió, que hace denuncias en los fueros federales aunque no correspondan a los fueros federales”

Escuchas entre Cristina y Parrilli


“Lo que investigo es de qué manera se filtraron las escuchas. Las escuchas son legales porque la solicitaron los jueces. No es legal desde dónde desaparecieron. El problema es si alguien las compra o las obras o procede de otra manera delictiva. Si es a una manera fortuita, no hay ninguna ilegalidad”.