De Segurola y Habana a la foto en Whatsapp: la verdadera relación de Toresani con Maradona

El Canciller - Comentarios

El 7 de octubre de 1995 no fue un día más en la carrera de Diego Armando Maradona como futbolista. Después de 15 meses de inactividad, producto de la suspensión que le aplicó la FIFA en el Mundial de Estados Unidos 1994 por doping, el astro argentino regresaba a las canchas, vistiendo la camiseta de Boca Juniors en La Bombonera, ante Colón. Cuando promediaba el primer tiempo, Julio César Toresani se abalanzó contra el árbitro del partido por una infracción. Maradona lo cruzó y se trenzaron en una fuerte discusión. “A Toresani le dije en la cancha que yo vivo en Segurola y Habana 4310, séptimo piso”, declaró después del partido, en una frase que perduró en el tiempo.

Esta madrugada, el Huevo fue encontrado sin vida en Santa Fe, su provincia natal. Antes de morir -los indicios indican que se habría suicidado tras atravesar múltiples cuadros depresivos-, publicó una serie de stories en WhatsApp que revelaron su verdadero vìnculo con el Diez: lo eligió en su foto de perfil.

Tras aquella invitación a pelear, que aunque no se concretó traspasó los límites del campo de juego y llegó a los micrófonos -“yo me la banco, lo iría a buscar hasta la casa”, afirmó Toresani, a lo que Maradona respondió “vamos a ver si me dura 30 segundos”-, ambos compartieron plantel la temporada siguiente, cuando el Xeneize incorporó al mediocampista, que había sido tricampeón con River Plate.

El 25 de octubre de 1997, Maradona le dijo adiós al fútbol. Lo hizo en un Superclásico, en el Monumental, ante un River que tenía a Ramón Díaz como entrenador y a Enzo Francescoli como máxima figura. El Millonario se imponía 1-0 y el emblema boquense no salió a jugar el segundo tiempo. Su reemplazante fue nada menos que Juan Román Riquelme. Sin embargo, Toresani fue actor protagónico en aquella tarde memorable: empató el partido definiendo de tres dedos y luego Martín Palermo le dio el triunfo a Boca.

“El haber jugado con Maradona no me lo quita nadie. Vivo agradecido con Dios por la posibilidad que me dio de compartir con el más grande futbolista del mundo“, aseguró el Huevo años más tarde.

Esta tarde, anoticiado del deceso de su excompañero, Maradona se lamentó mediante un posteo en Instagram. “Pensar que lo quise pelear, y hoy lo lloro“, confesó. Siguiendo la teoría de que se habría quitado la vida, arremetió contra la Asociación del Fútbol Argentino por no haber logrado prevenir el triste final del santafesino. “¿Por qué Boca, River o la A.F.A., no le dan apoyo a los futbolistas que pasan por esta situación? No creo que el caso de Toresani sea el único. Por otro lado, hay gente que conocía al Huevo mucho mejor que yo, y no hizo nada. Él era un tipo muy trabajador”, sostuvo.