De Rubinstein a la campaña colorada: divisiones, algunos rezagados y una interna que cruje (con el kirchnerismo que celebra)

Santilli ya se lanzó en la Provincia, Manes espera y el radicalismo disidente amenaza a Larreta en la Ciudad.
El Canciller - Comentarios

En Juntos por el Cambio se viven días muy tensos de cara a las elecciones legislativas. La “unidad” que se pregona parece quedar muy lejos. Hasta el fin de semana se sabía que en la Ciudad sólo competirían dos listas; la de María Eugenia Vidal que representa al PRO y la de Ricardo López Murphy que es una mezcla de radicales y liberales. La interna en la capital del país se veía como algo enriquecedor. Pero las divisiones siguen sumando porque ahora apareció el radicalismo disidente.

Es que el ex ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, indicó que “seguramente” será precandidato a diputado nacional en las próximas elecciones en la lista de Adelante Ciudad. Allí participan otros personajes como el actor Luis Brandoni, Ricardo Gil Lavedra y Facundo Suárez Lastra. Y como si fuera poco, Rubinstein arremetió contra el gobierno del cual formó parte: “Tengo que confesar que la salud pública dejó de ser una prioridad del Gobierno de Macri”.

En ese sentido, ahondó más en detalles y explicó que “la prioridad fue la crisis financiera y tratar de mantener la macroeconomía” a mediados de 2018 cuando “el país comenzó a desbarrancarse”. Esto no fue todo. Ya metido en la campaña, el ex titular de la cartera de Salud defendió la posición del radicalismo de meterse a competir bancas y espacios dentro de la coalición opositora porque le da “importancia” a las “políticas sociales”.

Sin dudas que sus declaraciones hicieron mucho ruido y hasta es visto como una amenaza para Larreta en el intento de quitarle puntos a Vidal. El temor está en que los votos se dispersen aún más y debiliten la candidatura de la ex gobernadora bonaerense. Parece que la baja de Patricia Bullrich en la ciudad inquietó a muchas figuras y los reproches se hicieron sentir ahora.

La preocupación está en la Provincia

Una parte de Juntos por el Cambio ya lanzó la candidatura de Santilli en la Provincia. La campaña “colorada” con la que varias figuras de la alianza se hicieron eco llevaba impresa la consigna #EsJuntos y una imagen del cabello colorado del candidato que impulsó Rodríguez Larreta. La novedad es que sumó el apoyo de Mauricio Macri, gran parte de los intendentes del PRO bonaerense y la Coalición Cívica de Elisa Carrió.

Por el momento, el radicalismo con Manes a la cabeza y el apoyo de Emilio Monzó pelea solitario, contra viento y marea. El miedo pasa por la interna. Jorge Macri ya alertó que esta estrategia puede generar una ruptura que deje algunos heridos para las generales. Por eso, él decidió dar un paso al costado y ceder. Y en esa línea, interpeló a los otros dos precandidatos para que uno de ellos se baje: “El que quiera”, dijo. Santilli ya se tiró a la pileta. ¿Manes también lo hará?

Por otro lado, el Frente de Todos, sigilosamente, termina de delinear el equipo que competirá en la Provincia. Varios son los nombres en danza, pero Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollan son los que pican en punta. Las fichas se van acomodando en el tablero del kirchnerismo, en un clima de celebración gracias a la división de la oposición.