De las críticas de la oposición a la prudencia de los economistas: las reacciones al pago de Kicillof

Marcelo Elizondo, especializado en Comercio Exterior, destacó la decisión de la Provincia "aunque revela cierta impericia que los mercados pueden leer mal". Las internas en el Frente de Todos.
El Canciller - Comentarios
@luis Alejandro Vidal esta desesperada por...
@Gladys Elida Flores Ahora son todos expertos los...

El martes fue el Día D para la Provincia: vencido el plazo que había dispuesto la Gobernación, Axel Kicillof decidió abonar los vencimientos del bono Buenos Aires 2021, y dar inicio a la reestructuración de la deuda provincial.

La decisión trajo revuelo. El Gobernador justificó el pago de los 250 millones de dólares, al considerar que “hubo un grupo inversor que trabó la renegociación” de los vencimientos. En conferencia de prensa, Kicillof aseguró que la caja para abonar saldrá “de los propios recursos de la Provincia”. En su diagnóstico, volvió a alertar que la situación financiera del distrito “es insostenible”.

Lejos de quedarse callada, la oposición observó las estrategias diseñadas por Kicillof para luego salir a dar su versión. El ex ministro de Economía (tanto bonaerense como de Nación) Hernán Lacunza indicó que la decisión de la Provincia “fue la correcta”. “El default es un recurso de última instancia, no de primera, ni siquiera intermedia. Más aun por montos bajos. Porque es lo más costoso para todos, especialmente para los pobres”, escribió en su cuenta de Twitter.

Sin embargo, el economista criticó el paso previo que tomó el Ejecutivo provincial, al ofertar un “reperfilamiento” y extender los plazos del pago del vencimiento. “La incertidumbre previa, innecesaria, no fue gratuita en términos de estabilidad financiera (riesgo país, brecha cambiaria); ni será inocua para la credibilidad de la renegociación nacional que se avecina, más compleja y voluminosa”, completó.

Te recomendamos leer

Otros dirigentes fueron aún más directos. El diputado nacional Pablo Torello (Juntos por el Cambio-Buenos Aires) le envió un mensaje al gobernador bonaerense a través de las redes sociales con una chicana: “Hola, Kicillof, ¿apareció la plata? ‘Se paga con recursos propios sin ayuda del gobierno nacional’. La plata estaba, sinwenwencha!”, escribió el legislador macrista.

Por su parte, el diputado bonaerense Luciano Bugallo (Juntos por el Cambio) calificó de “tremendo fracaso” la negociación del gobernador con los bonistas. “Recurrió a lo que mejor le sale, ir y pagar sin chistar, llenándoles la cara de billetes”, señaló el representante de la CC-ARI, la fuerza que lidera Elisa Carrió, en la legislatura provincial.

kicillof deuda lacunza guzmán
Lacunza y Guzmán, en tiempos de la transición.

“La sincronización” entre Provincia y Nación

La otra determinación que tomó Kicillof fue anunciar el proceso de reestructuración de la deuda pública en la Provincia. El Gobernador aclaró que se trata sólo de los compromisos de pago en deuda extranjera. En ese sentido, señaló que “se va a dar a conocer un cronograma que va a estar en consonancia con Nación“.

Te recomendamos leer

Justamente la relación del plan con Nación fue uno de los pilares para el pago a los acreedores del Bono BP2021. Por lo bajo, en el Frente de Todos dan dos versiones distintas: la primera es que el ex ministro de Economía fue más permisivo con los bonistas que lo expresado por Martín Guzmán. La otra, totalmente opuesta, da cuenta que el posible default por ese monto traería un “dolor de cabeza innecesario”  en la renegociación que lleva adelante el flamante ministro con Kristalina Georgieva.

La visión de los economistas

Pese a los cruces entre dirigentes políticos, la decisión de la Provincia dio lugar a nuevas lecturas de los especialistas. Marcelo Elizondo, economista especializado en comercio exterior, comentó a El Canciller que “la buena noticia es que se evitó el default. Eso sí, hubo cierta impericia que puede leerse mal en el mercado”.

“Ante el escenario de default, es un nuevo camino que tomó el Gobierno”, aclaró Elizondo. Y pese a destacar la resolución, el consultor indicó que la sensación que queda “es de menor fortaleza” para la negociación de Guzmán con el Fondo Monetario Internacional y los acreedores privados.