De la tensión al gesto de acercamiento: los detalles de la reunión entre Schiaretti y Alberto

El Canciller - Comentarios

La reunión entre Alberto Fernández y Juan Schiaretti duró casi dos horas. Los dirigentes políticos se encontraron a solas en el Holiday Inn, un hotel de cinco estrellas ubicado en la capital provincial. A diferencia de acercamientos anteriores, el candidato a presidente por el Frente de Todos llevaba en su espalda un 49,5% de los votos positivos emitidos en el país en las PASO. Por eso, apenas llegó a la provincia que gobernó José Manuel de la Sota, hizo notar su empoderamiento reciente en una entrevista que le brindó al diario La Voz del Interior.

La verdad, yo no lo necesito a Schiaretti, como no necesito a ningún gobernador. Yo necesito compañeros que me ayuden a construir la Argentina”, señaló el exjefe de Gabinete de Néstor Kirchner. La actitud inflexible del candidato sirvió para mostrar su poder en la antesala de la cumbre que mantendría, horas más tarde, con el mandatario cordobés. “Alberto le mostró que no es el mismo que antes de las PASO”, expresó uno de los confidentes de Fernández.

Imagen

“Hubo dos momentos. Apenas llegué me entrevistaron (…) Después me junté con Juan y tuvimos una charla de casi dos horas. Una muy buena charla. Tenemos una mirada muy parecida sobre lo que pasa en la Argentina y lo que hay que hacer”, explicó Fernández en La 990.

Schiaretti se ve envuelto en un mix de elementos que lo presionan para tomar definiciones políticas. Su vieja amistad con el presidente Mauricio Macri lo llevó a seguir un camino distinto al del PJ cordobés que hoy encabeza el senador delasotista Carlos Caserio, uno de los socios más importantes de Alberto Fernández en el Senado. Aunque tienen buena relación, desde el entorno del PJ señalaron que la misma “se tensó” a raíz de la indefinición política del gobernador. “Carlos jugó mejor; vio venir el triunfo de Alberto Fernández”, remarcaron.


Holiday Inn: el hotel en el que AF se reunió con Schiaretti

Pese a la distancia entre los dirigentes, el gobernador dispuso un primer gesto de acercamiento: mandó a sus diputados a discutir el presupuesto 2020 con Alberto Fernández y no con el equipo económico de Macri. En el Frente de Todos aseguraron que Schiaretti “se puso un traje del que ahora no puede salir”, pero consideraron que achicarán distancias cuando termine el proceso electoral.

Imagen

“Lo que él me dijo muchas veces es que yo tuviera la certeza de que él iba a estar acompañándome si yo ganaba. Esa fue la mayor tranquilidad que me quedó. Saber que si la Argentina decide que yo sea el próximo presidente voy a poder contar con Córdoba, que es una provincia muy importante”, destacó el candidato en diálogo con La 990. El lunes por la mañana, el senador Caserio destacó que “algo cambió” luego de la reunión de Schiaretti con Fernández y resaltó la “buena actitud” del gobernador. “Si Schiaretti apoya a Alberto el peronismo podría ganarle a Cambiemos“, aseguró en diálogo con Futurock.

Imagen

En cuanto a los números electorales, el FdT no cree que pueda ganar en Córdoba, pero sí que pueden recortar la distancia respecto de las PASO de 18 a 10 puntos. Según la aritmética del peronismo nacional, esperan sacar cinco puntos más y, que muchos votos de Macri, vayan a parar a la boleta de Roberto Lavagna, el candidato que apunta a polarizar con el kirchnerismo para quedarse con una parte del electorado oficialista.