De la prisión al Vaticano: polémica por las fotos de Segovia en Roma en medio del conflicto en el subte

El Canciller - Comentarios

Selfies con fondos pintorescos. El Vaticano y otros edificios históricos y emblemáticos aparecen en las fotos de Néstor Segovia, uno de los delegados del subte. “Mi viaje a Roma fue una decisión espiritual por la discriminación que sufro”, lanzó.

En este sentido, mientras la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTPSyP) realiza medidas de fuerza para pedir la reapertura de paritarias, dos de los jefes de los metrodelegados aparecieron en la capital italiana y causaron polémica en las redes sociales.

En diálogo con Luis Novaresio en radio La Red, se refirió a las imágenes en las que se encuentra también con el dirigente kirchnerista Gabriel Mariotto. “Esto es algo espiritual de un cristiano con problemas de salud después de tanta discriminación”, dijo.

Según deslizó el propio sindicalista, su visita a Roma incluye un mano a mano con el papa Francisco, aunque no dejó en claro si la reunión sería esta tarde o si el encuentro ya ocurrió hace algunos días.

“Injustamente fui preso, la discriminación por ser gordo, las cargadas por si me como la z o no…Soy muy cristiano, expliqué lo que me pasó y me fui a la Iglesia a pedir por mi vida”, agregó.

Otra de las preguntas que empezó a replicarse fue el origen del dinero para realizar el viaje a Europa. Según su versión, lo pago de su bolsillo, con tarjeta de crédito y en 15 cuotas. “No soy un vividor de los trabajadores”, aclaró.

Mientras, en la Argentina, los metrodelegados avanzan con un plan de lucha en el marco de la discusión paritaria. El lunes, entre las 19 y las 21, abrieron molinetes en las las líneas E y Premetro. Y a partir de las 21 paralizaron el servicio “reclamando a Metrovias, SBASE y la Ciudad de Buenos Aires continuar el diálogo”.