De la polémica defensa a la expulsión: echa el Papa al cura Karadima por abusos de menores

El Canciller - Comentarios

Los abusos sexuales de los sacerdotes en el mundo pusieron al papa Francisco en el centro de la escena. Hoy, el Sumo Pontífice decidió expulsar a Fernando Karadima, aunque en enero de este año quedaba en el medio de la polémica por defender a un obispo acusado de encubrir esos abusos.

“El día que me traigan una prueba contra el obispo Barros, ahí voy a hablar. No hay una sola prueba en su contra. Todo es calumnia. ¿Está claro?”, decía, con un cierto fastidio, momentos antes de empezar su visita a Chile.

Desde ese momento, Barros se convirtió en un personaje incómodo para el Papa, que tuvo que pedir en reiteradas ocasiones disculpas por su frase sobre un caso que generó escándalo mundial. Barros fue pupilo de Fernando Karadima, el sacerdote condenado en 2011 y suspendido de por vida por ser hallado culpable de abusos sexuales.

La Iglesia atraviesa una de las mayores crisis de credibilidad moral desencadenada por una interminable lista de abusos a menores

La justicia chilena, en cambio, no lo juzgó porque las acusaciones se remontaban a la década de los 80 y la primera mitad de los 90, por lo que ya habían prescrito. A su vez, el pasado mes de mayo, los 34 miembros del episcopado del país sudamericano pusieron sus cargos a disposición del pontífice.

Sin dudas, la Iglesia atraviesa una de las mayores crisis de credibilidad moral desencadenada por una interminable lista de abusos a menores en todo el mundo.

El portavoz de la Santa Sede ha explicado hoy la decisión. “Hay dos claves para entender este decreto: la primera, que el Papa lo hace en conciencia. La segunda clave, la motivación: por el bien de la Iglesia. La dimisión del estado clerical de Fernando Karadima es un paso más en la línea férrea del Papa Francisco ante los abusos.

Una vez conocida la noticia, las víctimas de Karadima y Barros, a quienes el Papa invitó pasar unos días en su residencia de Santa Marta en el Vaticano, celebraron la decisión de expulsión del sacerdocio.


El día que el Papa defendió al obispo Barros