De la cárcel a Comodoro Py: los únicos paseos de De Vido

A la espera de definir dónde continuará detenido, el ex ministro de Planificación ya tiene la agenda completa. Sus únicas salidas del penal son para visitar los tribunales.
El Canciller - Comentarios

Desde la habitación 126 del Hospital Penitenciario Central de la cárcel de Ezeiza, Julio de Vido espera que se defina cuál será el penal donde quedará finalmente detenido. La próxima semana, no obstante, tendrá que volver a Comodoro Py para enfrentarse a una nueva audiencia en el juicio por la Tragedia de Once.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº4 ya dio la orden: De Vido tendrá que presentarse si o si el 1º de noviembre cuando se reanuden las audiencias después de dos semanas de parate. El debate recién comienza: el ex ministro se negó a declarar en la última audiencia y se espera que comiencen las primeras declaraciones de testigos. La acusación es por estrago culposo agravado y administración fraudulenta. Por esos mismos delitos, el ex secretario Juan Pablo Schavi fue condenado a ocho años de prisión.

Si bien trascendió que podía llegar a pedir una domiciliaria, no hay ningún pedido formal hecho ni en el juzgado de Rodríguez ni en el de Bonadio. Lo que si presentó la defensa, a cargo de Maximiliano Rusconi, es la apelación por el procesamiento en la causa de Gas Natural Licuado, por lo que la Cámara Federal deberá fijar fecha para una audiencia en las próximas semanas.

¿Cómo sigue la agenda?

De Vido aún espera que se defina qué pasará con la causa Río Turbio. El juez Luis Rodríguez lo indagó el miércoles que quedó detenido, pero aún debe terminar con la ronda de indagatorias de la causa. La última es la del ex secretario de Minería Jorge Mayoral, prevista para el 28 de noviembre, día en el que supuestamente iba a declarar De Vido antes de que se ordenara su detención.

Además de sus visitas semanales a Comodoro Py por la Tragedia de Once, ya tiene otra indagatoria programada: el 5 de diciembre, Daniel Rafecas lo citó a declarar en una de las causas donde se investigan los negociados de la constructora brasileña Odebrecht en el país. En concreto, en ese expediente se investigan posibles irregularidades en el “Plan de Ampliación de Gasoductos 2006-2008”.