De Díaz Gilligan a Caputo: intenta Marcos sostener la bandera de la transparencia

El Canciller - Comentarios
El jefe de Gabinete, Marcos Peña, la principal espada discursiva del Gobierno, desembarcó por primera vez en lo que va del 2018 y por decimosexta vez en el Congreso. Durante la jornada responderá 1318 preguntas de los diferentes bloques. Aunque recibió varias preguntas incómodas, pudo recurrir al libreto de la “transparencia” de Cambiemos y ratificó la “honestidad” de Luis Caputo, ministro de Finanzas, en medio de la polémica por sus supuestas cuentas no declaradas en el exterior. “Corrupción son los bolsos de López, no las offshore”, lanzó, en el momento más caliente del discurso.

En este marco, luego de la renuncia del subsecretario de la Presidencia, Valentín Díaz Gilligan, Marcos Peña insistió en que en su Gobierno, “a diferencia del kirchnerismo”, no tienen nada que esconder. El caso de Caputo aún está latente y golpeó a Cambiemos en un lugar incómodo: durante la campaña, el presidente Mauricio Macri marcó constantemente la gran diferencia de que en su gestión no iban a tolerar casos de corrupción.

“Ratificamos absolutamente a Caputo como ministro de Finanzas”

Peña defendió a capa y espada al ministro Caputo: “Ratificamos absolutamente a Caputo como ministro de Finanzas”, dijo y volvió a insistir con el concepto que desplegó en el programa Animales Sueltos (“Jugaba la Champions League, no jugaba Aldosivi, no jugaba en la B. Deja todo para venir a jugársela por su país”), dijo en aquél momento. Ahora lo remarcó: “El tenía mucho más para perder que para ganar cuando ingresó a la función pública” y le retrucó a las bancadas opositoras que la corrupción “son los bolsos de López, no las offshore”.

Con la bandera de la transparencia bien alto, Marcos Peña remarcó que el ministro de Finanzas concurrirá al Congreso para dar las explicaciones necesarias si así lo determinan los legisladores. “Esta idea estratégica de tratar de plantear que las offshore es corrupción…no. La corrupción son los bolsos de (José) López, señores. La corrupción que hemos visto durante su gobierno; y la gente ya saldó esa discusión”, dijo el jefe de Gabinete, marcando la grieta con el kirchnerismo.

“En Cambiemos no tenemos nada que ocultar”

Y argumentó: “La diferencia es que hoy hay un gobierno que tiene la valentía, con el presidente a la cabeza, a trabajar con la justicia desde el día uno. No tenemos nada que ocultar. Estamos muy tranquilos de lo que vinimos a hacer, que es trabajar para los argentinos”.

Con esta visita, Peña se convirtió en el jefe de Gabinete que más veces pisó el Congreso en la historia: su decimosexto informe. Mientras los escándalos de supuesta corrupción y manejos opacos queda relegada de las primeras planas, la misión del ministro fue desplegar el nuevo libreto “progre” que concibió al albor de los magros resultados económicos.