Custodiado por “los lobos” en una vivienda confidencial: los días de Centeno como arrepentido

El Canciller - Comentarios

El chofer que escribió “los cuadernos de las coimas”, Oscar Centeno, ahora en calidad de testigo arrepentido en la causa en manos del juez federal Claudio Bonadio, se encuentra en una vivienda confidencial y custodiado por la policía.

Centeno se transformó en el primer testigo arrepentido apenas un día después de ser detenido por la policía. El ex chofer de Roberto Baratta aportó información para corroborar lo que escribió en los ocho cuadernos donde detalló cómo funcionaba el esquema de pagos de coimas y sobreprecios entre empresarios y funcionarios kirchneristas.

Como todavía corre el secreto de sumario de la causa, aún no se precisaron detalles de las declaraciones de Centeno. Sin embargo, Bonadio homologó el acuerdo y decidió que el ex chofer sea el único liberado de los casi 20 detenidos en el marco de la causa.

Por ahora, tanto Centeno como su familia son custodiados por los “Lobos”, un grupo especial del Servicio Penitenciario Federal. Se trata de efectivos especialmente capacitados para el trabajo en protección de testigos. Parte de ellos fueron formados en Canadá y luego instruyeron al resto del equipo para estas tareas específicas.

La Justicia analiza por estas horas cómo se llevará adelante el plan para resguardar la seguridad de Centeno y de su familia. Hay varias dificultades para asegurar a los allegados al ex chofer, ya que tiene 13 hijos. Incluso, según detalló Clarín, se evalúa un cambio de identidad.