Cumple Quintana con su promesa a Lanata, se desprende de Farmacity y esquiva a la Justicia

El Canciller - Comentarios

Mario Quintana ocupó un nivel de protagonismo que jamás imaginó cuando llegó al poder político de la mano de Mauricio Macri y Marcos Peña. Su figura tomó relevancia desde el primer momento en la estructura de Cambiemos por sus conocimientos del mercado y como un enlace entre la Casa Rosada y Wall Street.

Junto a Gustavo Lopetegui, jugó un papel preponderante en el último tiempo a la hora de las definiciones económicas, incluso algunas que aún le pasan factura. El vicejefe de Gabinete de la Nación es aún uno de los coordinadores claves para designar y correr a funcionarios de los ministerios.

Su tranquilidad mediática y judicial se terminó cuando Jorge Lanata inauguró su nuevo ciclo en el 2018 con un programa dedicado a la influencia vigente y la participación de Quintana en Farmacity, quien días después terminó reconociendo que aún contaba con las acciones que le pertenecían en la compañía.

Finalmente, según confirmaron fuentes oficiales a El Canciller, el funcionario se desprendió de su participación accionaria de la empresa, varios meses después de que lo prometiera a viva voz en radio Mitre.

Es probable que los rumores sobre su influencia en la empresa continúe e incluso las decisiones importantes y la presión para que la empresa desembarque en la provincia de Buenos Aires.

El comunicado oficial

Mario Quintana, Secretario de Coordinación Interministerial de la Jefatura de Gabinete de la Nación, vendió la totalidad de las acciones que poseía de Farmacity, tanto en forma directa como indirecta, el pasado 15 de agosto.
 
De ese modo, dio cumplimiento al compromiso público que había asumido meses atrás, según el cual vendería la totalidad de su participación accionaria antes de fines de 2018. 
 
Las acciones fueron adquiridas en su totalidad por los otros accionistas de la empresa.



Quintana, Farmacity y la Justicia

En un breve comunicado, la Corte Suprema decidió suspender la semana anterior s la reunión que tenía prevista para tratar el desembarco de Farmacity en la Provincia de Buenos Aires, y no anunció una nueva fecha.

El argumento es que la vicepresidenta del cuerpo, Elena Highton de Nolasco, no estará en el país entre el 27 y el 31 de este mes, por asistir a la Primera Reunión Preparatoria y Segunda Reunión de la Comisión de Género y Acceso a Justicia de la Cumbre Iberoamericana de Presidentes de Cortes Supremas y Tribunales Supremos de Justicia.

El funcionario formaba parte del directorio de Farmacity, al que renunció al asumir en el Estado, pero conservó el tres por ciento del paquete accionario y tiene participación en la sociedad Partners I, que posee acciones nominativas “clase A” que representan el 53% de los votos. Es decir que, en los hechos, controlaba la empresa, aunque él siempre lo negó.

A su vez, Quintana fue imputado por el fiscal Ramiro González por los supuestos delitos de tráfico de influencias y conflicto de intereses, por la posible gestión del número dos de Marcos Peña en los acuerdos que algunas empresas, que podrían ser suyas (entre ellas Farmacity), tienen con el Estado. La causa está radicada en el juzgado de Ariel Lijo, que aun no emitió ningún fallo.