Cumbre en Olivos: ratifica Lagarde el apoyo del FMI al rumbo económico del país en la previa del G20

El Canciller - Comentarios

En la primera visita al país luego de la firma del préstamo por US$50 mil millones, la titular del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde arribó a Argentina en uno de los momentos más críticos para un Gobierno que todavía sufre las consecuencias de la crisis que lo llevó a tocar su puerta.

En el marco del encuentro de ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales del G20, la abogada francesa aterrizó cerca del mediodía del viernes y concretó sus primeras tres reuniones de rigor antes de asistir a una cena de bienvenida en la Quinta de Olivos con la mesa chica de Cambiemos.

Antes de reunirse con el ministro de Finanzas de China, Liu Kun, con quien discutió sobre el comercio exterior, Lagarde fue recibida por el nuevo director del Banco Central, Luis Caputo, quien tiene la complicada misión de tranquilizar a los mercados y evitar otra crisis cambiaria.

“Es un placer encontrarnos. Espero con ansias continuar nuestro diálogo con el BCRA bajo su liderazgo“, manifestó ella en su cuenta de Twitter, tras un encuentro en el que repasaron la situación de las reservas federales y la inflación del país.

Tan solo una hora más tarde la titular del FMI se encontró con el ministro de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne, con quien hace no menos de dos meses diagramó -junto a Federico Sturzenegger- los lineamientos del millonario préstamo que salvó de una crisis profunda a Cambiemos.

Luego de una cita “muy productiva” que fue llevada a cabo en la Quinta de Olivos, Lagarde le reiteró a Dujovne “el apoyo del FMI al plan de reforma de las autoridades argentinas” que pretende, en el término de dos años y medio, suprimir el déficit fiscal, reducir drásticamente la inflación y recuperar los números verdes en la actividad comercial.

Finalmente, cerca de las 20:30 el Presidente Mauricio Macri, junto a la Primera Dama, Juliana Awada; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; Dujovne y Caputo agasajaron con una cena a Lagarde y su comitiva, compuesta por el subdirector del Fondo, David Lipton; el director del Departamento del Hemisferio Occidental, Alejandro Werner y; el jefe de la Misión para la Argentina, Roberto Cardarelli.

Durante la cena -en la que fueron servidas truchas y verduras porque la abogada no consume carnes rojas, según consignó Clarín- fue Macri el que esta vez recibió el apoyo rotundo del Fondo hacia el rumbo económico adoptado para ajustar el gasto, luego de una crisis que devaluó la moneda en un 60% y condenó a Cambiemos a su primer período recesivo de la gestión.

Finalmente, la comitiva en su totalidad felicitó a la mesa chica de Cambiemos por el avance en el ajuste fiscal que plantearon para equilibrar las arcas del Estado, según los números que previamente les había ofrecido Dujovne durante su encuentro.