Culpa Edesur a un tercero por el apagón masivo y sostiene que el servicio mejoró en el 2017

Un ejecutivo de la empresa resaltó las inversiones que se hicieron en los últimos dos años y afirmó que "el nivel de cortes de luz va a ir bajando". "En la suma de todo los meses del año hay una mejora versus el anterior", resaltó.
El Canciller - Comentarios

Después de un largo silencio, la empresa Edesur se refirió a los miles de cortes de luz que afectan hace semanas al área metropolitana. Lo hizo a través de Maurizio Bezzeccheri, country manager de Enel, firma dueña de la compañía eléctrica, que fue entrevistado en LN+. Sobre los 90 mil cortes en los últimos días, el italiano tiró la pelota para afuera: “Una tuneladora de una empresa ajena a Edesur cortó una línea de alta tensión”.

En diciembre de 2017, los cortes fueron 60% superiores al mismo mes del 2016, pese a los aumentos de tarifas. Además, el Gobierno dispuso la suba del 19% en diciembre y 12% en el próximo febrero. “El nivel de cortes de luz va a ir bajando. Hay una senda de reducción de cortes”, remarcó Bezzeccheri.

“El nivel de cortes de luz va a ir bajando. Hay una senda de reducción de cortes”

El ejecutivo que llegó desde Italia hace tres años remarcó que “hasta septiembre de 2017 hubo una reducción del 11% en los cortes en duración y frecuencia contra el año anterior”, luego hubo dos meses de equivalencias y en diciembre se produjo una caída masiva del servicio debido a las condiciones climáticas, considerando tanto las tormentas como las olas de calor. “En la suma de todo los meses del año hay una mejora versus el anterior”, concluyó.

Bezzeccheri resaltó que, desde que se aumentaron las tarifas, la empresa realizó importantes inversiones para mejorar la infraestructura del servicio. “La compañía arrancó con un plan de desembolsos de $3000 millones en 2016 y $4000 millones en 2017”, sostuvo.

“La compañía arrancó con un plan de desembolsos de $3000 millones en 2016 y $4000 millones en 2017”

Además, explicó que en Argentina hay 28 horas de cortes de servicio por cliente al año, mientras que en Chile son solo tres y en Italia 45 minutos. “Es la misma empresa”, remarcó para enfatizar en problema de la desinversión.