Cuestiona Van der Kooy la enfermedad de Florencia Kirchner: ¿es una estrategia de Cristina?

El Canciller - Comentarios

Luego de que el Poder Judicial le negara a Florencia Kirchner el pedido para permanecer por 45 días más en la ciudad de La Habana y le ordenara regresar al país el martes 4 de abril, Eduardo Van der Kooy cuestionó la veracidad del parte médico que enviaron los doctores cubanos y sugirió que Cristina Fernández de Kirchner formuló una estrategia para ganar tiempo ante el escenario judicial que enfrenta.

El Tribunal Oral Federal 5, que tramita la causa de Los Sauces, le exigió al abogado Carlos Beraldi presentar un nuevo certificado médico en el plazo de siete días, tras considerar “parco e insuficiente” el informe referido. En este sentido, el editorialista de Clarín sembró más dudas sobre el estado de salud de la cineasta.

“Cuatro médicos especialistas analizaron el informe técnico que remitieron los facultativos cubanos. A todos ellos le quedaron infinidad de incertidumbres. Un abuso de tecnicismo en el parte que no ayudaría a aclarar la gravedad del problema ni su tratamiento aconsejado“, manifestó.

La hija menor de los expresidentes de la Nación está acusada como presunta integrante de una asociación ilícita, la que habría lavado dinero a través del alquiler de las propiedades que la familia transfirió y compró a nombre de la sociedad Los Sauces, y que luego alquilaba a Lázaro Báez, Cristóbal López, Osvaldo “Bochi” Sanfelice o distintas empresas contratistas del Estado.

A diferencia de la actual senadora nacional y su hermano Máximo, quienes gozan de fueros parlamentarios, Florencia Kirchner está desamparada ante cualquier decisión judicial. En este contexto, más allá del devenir de su situación, la exposición de la que es objeto la podría convertir en un blanco judicial para golpear directamente a su madre, en vísperas del inicio de la campaña electoral.

Le preocupa muchísimo a Cristina afrontar un juicio oral y público en un tramo crucial del proselitismo. Rodeada, con seguridad, de figuras que se han ganado con creces la condena social. Que además detesta. Báez y Julio De Vido, por caso”, aseguró.