Cuarentena obligatoria hasta el 31 de marzo: los alcances del DNU del Gobierno

La medida, que será impuesta mediante un DNU, regirá desde este viernes a las 00:00 y se podría extender en el mes de abril según la evolución del virus.
El Canciller - Comentarios

Con la intención de aplanar la curva de infectados por el coronavirus y a la espera de un pico de contagios en las próximas semanas, Alberto Fernández decretó una cuarentena obligatoria a nivel nacional para extremar el aislamiento social de todos los argentinos.

“A partir de las 00:00 de mañana, nadie puede moverse de su residencia. Todos deben quedarse en sus casas. Esta medida la hemos tomado ahora, tratando de que los efectos sobre la economía sean lo menos dañinos posible. Hemos adelantado el feriado del día 2 de abril para el día 31 de marzo y el día 30 de marzo lo vamos a declarar feriado puente”, sostuvo, al realizar el anuncio.

El presidente terminó de cocinar la decisión en una cumbre que mantuvo en la Quinta de Olivos junto a Santiago Cafiero, Ginés González García, Eduardo De Pedro y la totalidad de los gobernadores nacionales -Rodolfo Suárez y Raúl Jalil participaron mediante teleconferencia-.

Fernández, acompañado por Horacio Rodríguez Larreta, Axel Kicillof, Omar Perotti y Gerardo Morales, informó en conferencia de prensa que, junto a los mandatarios provinciales, conformaron un Gabinete Federal para evaluar minuto a minuto la evolución de la pandemia en la Argentina.

A partir de que entre en vigencia la disposición gubernamental, enmarcada en la emergencia sanitaria, todos los argentinos deberán permanecer en sus hogares, y sólo podrán salir a la calle para comprar alimentos o medicamentos.

Por este motivo, quedarán exceptuados de la normativa quienes trabajen en dichos comercios, así como aquellos que se desempeñen en la producción de alimentos y fármacos.

Foto NA

La conducción política en todos sus niveles, los empleados de la salud, los bomberos, los trabajadores del sector de combustibles y los de medios de comunicación que deban realizar su labor de manera presencial. Todos ellos, considerados esenciales, deberán circular con una acreditación que justifique el abandono de sus domicilios.

También los empleados de la seguridad, que se desplegarán por todo el territorio nacional para garantizar el cumplimiento de la ley. Habrá coordinación entre todas las fuerzas y jurisdicciones.

“A partir de las 00:00 la Prefectura, la Gendarmería, la Policía Federal y las policías provinciales estarán controlando quién circula por las calles, y serán sometidos la sanciones que establezca el Código Penal. Vamos a ser inflexibles“, advirtió el primer mandatario.

En la Quinta presidencial, los gobernadores también estudiaron eximir a todos los monotributistas del pago impositivo de marzo. Ese universo de 3.200.000 personas, aún no fue alcanzado por las disposiciones económicas adoptadas por la Casa Rosada para paliar la crisis que desató la pandemia. De todos modos, Fernández informó que en los próximos días dará a conocer nuevas medidas para aliviar su situación.

Los detalles del Boletín Oficial

Desde el viernes 20 de marzo al martes 31 de marzo, las personas deberán permanecer en su residencia habitual o en la residencia en que se encuentren este viernes a la medianoche. Se prohibirá la libre circulación, con controles en rutas y espacios públicos. El aislamiento sólo permitirá desplazamientos esenciales, hacia el supermercado, la farmacia, la ferretería, la veterinaria o un comercio de proximidad.

Quedan exceptuados del aislamiento: Salud, Seguridad, Defensa, Migraciones, Bomberos, autoridades superiores del estado, justicia (mínimo), diplomáticos, personas que asistan a otras personas, comedores escolares, comunitarios y merenderos; servicios de comunicación audiovisual, industrias, alimentación, limpieza, medicamentos, producción agropecuaria, lavandería, petróleo, obra pública, transporte público urbano, recolección de residuos, servicios públicos básicos, transporte de carga, estaciones de servicio, servicios postales y cajeros automáticos.