Cuál es la situación judicial del empleado de la funeraria que se fotografió junto al cuerpo de Maradona

El otro empleado de la casa de sepelios, Claudio Fernández, pidió disculpas por la toma de las imágenes.
El Canciller - Comentarios

Diego Antonio Molina, el empleado de la funeraria Pinier, se presentó esta mañana en la Comisaría Vecinal 15A ubicada en Guzmán al 300, acompañado por su abogada. Le tomaron los datos filiatorios y teléfonos de contacto, como dispuso la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Nº 25, a cargo de Roberto Maragliano. Luego se retiró a su casa.

El empleado enfrenta una causa contravencional por fotografiarse con un cuerpo, que podría considerarse una forma de profanación. El artículo 70 establece penas económicas hasta 10 días de arresto por este delito.

Después de la viralización de la foto, las redes sociales se llenaron de información sobre su paradero. Además, circularon amenazas sobre que “La 12”, la barrabrava de Boca, había prometido vengarse.

El rostro de Molina tomó más relevancia luego de que el abogado Matías Morla publicó su identidad en redes sociales. “Es el canalla que se sacó una foto junto al féretro de Diego Maradona. Por la memoria de mi amigo no voy a descansar hasta que pague semejante aberración”, adelantó el letrado que representaba al ídolo del fútbol.

Molina tiene dos causas: una por el delito de usurpación (data del año 2016) y la segunda, por violencia de género (corresponde a este año).

Te recomendamos leer

La exposición de Molina aumentó este viernes, cuando trascendió una segunda foto de él junto al cuerpo de Maradona. Frente a la publicación de las imágenes, la cochería lo despidió.

Ese mismo día, el fiscal hizo tres allanamientos: en el domicilio de los otros dos empleados de la casa de sepelios (Claudio e Ismael Fernández son padre e hijo) y en las dos sedes de Pinier, ubicadas en San Martín al 2900 y en Tres Arroyos al 1500.

Claudio Fernández y su hijo Ismael junto al cuerpo de Maradona

Claudio Fernández pidió disculpas tras la difusión de las fotos. “Estábamos acomodando antes de llevarlo y mi hijo, como todo pibe, levantó el pulgar y sacó una foto. Pido perdón a todos”, expresó sobre las imágenes que se sacaron junto al cuerpo del astro del fútbol.