Cuadernos: habilita el Senado los allanamientos a Cristina sin condiciones

El Canciller - Comentarios

Tras más de seis horas de sesión, el Senado aprobó por unanimidad (67 votos a favor) el pedido del juez federal Claudio Bonadio para allanar las propiedades de Cristina Fernández de Kirchner, en el marco de la causa de los Cuadernos de Oscar Centeno que la ubican como la jefa de una asociación ilícita.

Sin embargo, la aprobación del pedido no estuvo acompañado de una serie de condicionamientos y límites que la comisión de Asuntos Constitucionales había sugerido imponerle a Bonadio durante el operativo del que todavía no se conoce fecha.

A la hora de votar en particular, los incisos agregados por el grupo liderado por Miguel Ángel Pichetto no fueron aprobados. Estos le exigían a Bonadio que “deberá cumplimentar las diligencias procesales con la debida diligencia, prudencia y decoro”, para evitar cualquier tipo de “show mediático” similar al vivenciado con la detención de Amado Boudou.

En uno de los discursos de cierre, la senadora por Unidad Ciudadana y ex presidenta de la Nación dio un discurso de campaña en el que exhibió claras intenciones a postularse en las próximas elecciones.

Luego de acusar a Bonadio de tener una atracción con el apellido “Kirchner”, se encargó de disparar contra el Gobierno por sus políticas económicas y por la mala praxis financiera que le costó el puesto a Federico Sturzenegger y derivó en una devaluación del 30% de la moneda.

A su vez, Cristina, en un arrebato de ironía y sarcasmo, apuntó contra el club de arrepentidos que asocia el fiscal Carlos Stornelli: “¿Ustedes realmente creen que la patria contratista nació en octubre de 2003? Se olvidan que Mauricio es el hijo de Franco Macri, el primo hermano de Ángelo Calcaterra y el hermano del alma de Nicky Caputo”.

Finalmente, entre chicanas a Pichetto y acusaciones a Carlos Menem, la principal líder opositora hizo un falso mea culpa sobre sus dos gobiernos. “Me arrepiento de no haber sido tan inteligente para persuadir y convencer de que lo que estábamos haciendo era lo mejor para millones de argentinos”, concluyó.