Cuadernos: cuida la Cámara de Construcción a los empresarios salpicados

El Canciller - Comentarios

El efecto de los cuadernos enfrió el fin de año festivo para las grandes empresas. La Cámara Argentina de la Construcción (CamArCo) levantó su convención anual y en el Coloquio de IDEA, que se llevará a cabo la semana que viene, los empresarios salpicados por el escándalo de coimas no tendrán presencias destacadas.

Hace un par de semanas el Consejo Ejecutivo de la Camarco decidió cancelar la 66° edición de la convención anual que habitualmente se realizaba en esta época del año. El motivo es obvio: está preso el que fue titular de la entidad durante el kirchnerismo, Carlos Wagner, y dos de sus vices, Juan Chediack y Benito Roggio, se plegaron a la figura del “arrepentido” y su suerte está atada a la validez de sus testimonios.

La convención iba a ser la despedida del actual titular de la cámara, Gustavo Weiss, que dejará el cargo tras dos años de gestión. Según trascendió, su sucesor será por primera vez un abogado: Julio Crivelli, titular del estudio jurídico que lleva su nombre y experto en contratos de Participación Público Privada (PPP), el mecanismo “fetiche” del Gobierno para hacer obra pública.

El coloquio de IDEA que se hará en Mar del Plata los días miércoles, jueves y viernes de la semana que viene también se vio alterado por las anotaciones de Oscar Centeno. Tal vez la ausencia más notoria en el programa del evento sea la de Techint, que tiene a sus principales hombres en la mira de la Justicia: Paolo Rocca y Luis Betnaza.

Incluso habrá, el viernes dos actividades dedicadas específicamente al tema: una mesa llamada “Justicia e instituciones: es aquí y es ahora” y un almuerzo en el Mar del Plata Golf Club denominado “Cuadernos: anatomía del caso que conmovió a la Argentina”.