Cronología: confirman la preventiva para Nahir y hay fuego cruzado en las estrategias judiciales

El Canciller - Comentarios

30 de diciembre de 2017: confesiones de asesina

Nahir Galarza es detenida por el asesinato de Fernando Pastorizzo, su presunto ex novio al ser la última persona en verlo con vida. Tras horas de interrogatorio, confesó haber disparado los dos tiros que mataron al hombre de 20 años.

31 de diciembre: “te amo para siempre”

Se da a conocer un posteo que realizó la joven horas después de matar a su novio. “5 años juntos, peleando, yendo y viniendo pero siempre con el mismo amor. Te amo para siempre, mi ángel”, rezaba el texto acompañado por una imagen de la pareja. La historia de Instagram fue publicada el viernes al mediodía.

El jueves por la noche, Nahir había salido con Fernando y, tras discutir, le disparó con el arma reglamentaria de su padre. Volvió a su casa, se acostó a dormir, se despertó, desayunó y eligió la foto para publicar.

1 de enero: estado de shock

Galarza fue internada en el área de Psiquiatría del Hospital Centenario, al ser detenida debido a su estado de salud inestable. Después de confesar el crimen entró en un estado de shock y fue imposible entablar diálogos coherentes con ella.

2 de enero: prisión preventiva

Un juez de Garantías de Gualeguaychú le dicta la prisión preventiva a Nahir por 60 días y es trasladada a la Comisaría del Menor y la Mujer. En tanto, los familiares y amigos de pastorizzo realizaron una marcha a los Tribunales locales pidiendo justicia. “Mi hija no es un monstruo”, sentenció Marcelo Galarza, el padre policía de la acusada.

3 de enero: credibilidad en juego

Los padres de Nahir cuentan a los medios que su hija había sido golpeada por la víctima y que mantenían una “relación enfermiza”. Mientras tanto, el fiscal Sergio Rondoni Caffa ordena la investigación de los celulares de la trágica pareja.

Pero un dato curioso sale a la luz en el medio del escándalo. Años atrás, cuando Galarza tenía 16 años, denunció haber sido secuestrada tras estar 24 horas desaparecida. Por falta de pruebas, la investigación no siguió su curso y se presume que fue una travesura adolescente sin delito de por medio. La credibilidad de la joven se pone en juego.

4 de enero: la pareja violenta

Dos amigos de Fernando desmienten a los padres de Nahir y cuentan que la mujer también era agresiva con él. “Ella no quería que se junte con nosotros. Siempre se ponía a llamarlo cuando estaba con nosotros. No sé si era por celos u otra cosa. Ni a nosotros nos hacía bien eso, por eso le decíamos que era mejor cortar”, confesaron los allegados.

Ese mismo día, el fiscal contó neutralmente cómo era la situación: “Ella le pegó a él, pero también él le había pegado en la cabeza a ella, había una situación de violencia de ambas partes”. En tanto, aparece una foto de la familia Galarza vacacionando en Brasil junto a Fernando Pastorizzo y se cae el argumento de la defensa que decía que la relación no era formal.

5 de enero: versiones cruzadas

Mientras que la familia de la víctima piensa que fue un homicidio “meticulosamente planificado”, la defensa declara que no hay pruebas fehacientes que Galarza haya disparado el arma. Las pericias revelan que no se encontraron rastros de pólvora sobre las manos de Nahir, pero el fiscal explica que esas pruebas se realizaron más de seis horas después del hecho y que la detenida pudo haberse limpiado. La confesión de asesinato complica a los abogados de la defensa que tratan a toda costa de reducir la posible condena de homicidio doblemente agravado: por el vínculo y por ser premeditado.

6 de enero: monitoreo por pulsera

Victor Rebossio, el abogado defensor, apeló la prisión preventiva, pidió que sea domiciliaria y que la joven sea monitoreada con una pulsera.

7 de enero: el padre en la mira

Se conoce que el padre de Nahir será investigado por la policía de Entre Ríos. La división de Asuntos Internos quiere saber cómo terminó el arma reglamentaria en manos de su hija y en el medio de un homicidio. Sin embargo, revelaron que el policía ya fue investigado con anterioridad dos veces: una por un asesinato a quemarropa y otra por el robo de armas secuestradas a cazadores.

8 de enero: los celulares

Comienzan los peritajes a los celulares de la pareja. Tanto la defensa como la familia de la víctima creen que ahí encontrarán la verdad de cómo era la relación y se podrá definir si se mantiene la carátula de la causa (homicidio doblemente agravado), si esta se reduce a homicidio simple o si se la enmarca dentro de un caso de violencia de género.

9 de enero: ratifican la prisión preventiva

El juez Javier Cadenas rechazó el pedido de la defensa de la adolescente y mantiene la prisión preventiva por 60 días, tras los cuales será trasladada a una cárcel común. La policía informa que encontraron mil mensajes entre ambos teléfonos.