Cristina, Tinelli y Mariu: apunta Urtubey a dividir la oposición y enfrenta a la gobernadora

El Canciller - Comentarios

El opositor preferido de la Casa Rosada, Juan Manuel Urtubey, ya comenzó su campaña electoral pensando en octubre de 2019 y renegó de una unificación del peronismo que incluya a Cristina Fernández de Kirchner.

En una maniobra que, claramente, favorece a una reelección a la que aspiran en Casa Rosada, el gobernador de Salta descartó un acercamiento a la ex Presidenta, aún renunciando al gran caudal de votos que ésta arrastra y parece indispensable para pelear con Cambiemos. “La opción peronista puede privarse del caudal electoral de Cristina”

“Los ciudadanos necesitan encontrar dirigentes que realmente los representen, no quiere decir que sea enemigo de la unidad. Puede darse con unidad o sin ella, pero hoy el apoyo electoral es muy líquido, dura muy poco”, aseguró en diálogo con El fin de la metáfora, por Radio 10.

“La opción peronista puede privarse del caudal electoral de Cristina, los ciudadanos necesitan encontrar dirigentes que realmente los representen”.

“Sin Cristina no se puede, pero con Cristina no alcanza”, la frase tantas veces pronunciada no parece hacer efecto en Urtubey. O sí, pero no aún así, a diferencia de Miguel Ángel Pichetto, el otro representante del peronismo dialoguista, evita constantemente tener que posarse en alguna de las orillas de la grieta.

En esa línea, aunque apoyó -por amistad- su incursión en la política, también aprovechó para distanciarse de Marcelo Tinelli, la nueva cara en una oposición tan atomizada que arroja a algunos candidatos a la mismísima grieta.

Tarifas

Tras la batalla perdida en el Senado, donde se aprobó -y vetó de inmediato- la Ley de Emergencia Tarifaria, Urtubey, luego de mostrar su apoyo al proyecto que planteaba una reducción del IVA en las boletas, aseguró que “seguimos con una política tarifaria que lo único que hace es agravar la situación”.

Marcando distancia con una oposición liderada por Cristina y ahora apoyada por Pichetto, señaló que “la única consecuencia es que perdió la gente porque teníamos la oportunidad de trabajar para lograr un consenso y que baje la tarifa, y finalmente la tarifa no baja”.

“Teníamos la oportunidad de trabajar para lograr un consenso y que baje la tarifa, y finalmente la tarifa no baja”.

Y en una maniobra arriesgada por la confrontación, pero necesaria para mostrar cierto distanciamiento del oficialismo, el salteño atacó a María Eugenia Vidal y la responsabilizó por el déficit fiscal “arriba del 7%”, en tanto subrayó que “en las provincias es de menos de 1 punto”.

“Si separamos provincia por provincia solo es el 0,5%, con lo cual demuestra que hay un fuerte trabajo comunicacional para que todos compartamos la responsabilidad de una situación de un déficit importante que, esencialmente, está en el gobierno nacional y en la provincia de Buenos Aires“, concluyó.