Cristina, en La Habana: primera foto con Florencia a casi un año de su internación en Cuba

La vicepresidenta había viajado a Cuba a visitar una vez más a Florencia y aprovechó para presentar su libro Sinceramente.
El Canciller - Comentarios

Cristina Kirchner publicó la primera foto junto a su hija Florencia a casi un año de su internación en Cuba. La exmandataria compartió la imagen en Instagram, donde además arrobó la cuenta de Florencia. El sábado último, en la presentación de su libro en La Habana, Cristina había dicho que su hija estaba “muchísimo mejor”.

“Despidiéndome de @florenciakf antes de volver a Buenos Aires”, escribió la vicepresidenta en su posteo. También la joven compartió la foto en la cuenta donde se define como “guionista y realizadora audiovisual”.

El sábado pasado, Cristina presentó su libro Sinceramente, en la Feria del Libro de la Habana. Unos días antes -el jueves- la vicepresidenta había viajado al país caribeño. Desde que su hija está bajo tratamiento en la isla, la exmandataria la visitó nueve veces. En cada viaje que emprende debe ser autorizada por el Tribunal Oral Federal 2, dado que es investigada por un supuesto fraude en la obra pública.

Quiero personalmente agradecer al Gobierno de Cuba y a los médicos (…) Como madre tuve la experiencia fantástica de que (Florencia) fuera diagnosticada adecuadamente y hoy la verdad es que está muchísimo mejor”, dijo la exmandataria durante la presentación de su libro.

La exsenadora había difundido que su hija padecía “trastorno de estrés postraumático; síndrome purpúrico en estudio, polineuropatía sensitiva desmielinizantede etiología desconocida, amenorrea en estudio, bajo peso corporal y linfedema ligero de miembros inferiores de etiología no precisada”.

Cristina en la Feria del Libro de la Habana.

Situación judicial de Florencia

Los hijos de la exmandataria, Florencia y Máximo Kirchner están involucrados cada uno en dos causas: “Los Sauces” y “Hotesur“, las cuales se encuentran en juicio oral.

En el expediente de “Los Sauces”, la joven está acusada por el difunto juez Claudio Bonadio de adulteración de documentos públicos, y el posible pago de coimas y lavado de dinero. Debido a que Florencia tenía el 22,5% de las acciones de la empresa Los Sauces S.A. El resto corresponde en un 45% a Cristina Kirchner y un 32,5% a Máximo Kirchner. El magistrado la embargó por $100 millones.

La otra causa la lleva el juez Julián Ercolini. El magistrado la acusa a Florencia (también a Cristina Fernández de Kirchner y a Máximo Kirchner, entre otros) de integrar una asociación ilícita y presunto lavado de activos. Al igual que su colega, Ercolini embargó a la joven, en este caso por 4,6 millones de dólares de la caja de seguridad.