Crisis interna: rompen los jugadores su relación con Sampaoli y le sueltan la mano tras la derrota

El Canciller - Comentarios

Desde el primer momento de la conferencia de prensa, Jorge Sampaoli admitió su responsabilidad por la vergonzosa derrota por 3-0 ante Croacia. Pero ya se notaba cierta tensión en la voz del entrenador de Casilda, que terminarían de confirmar Javier Mascherano y Sergio Agüero con respuestas picantes.

En numerosas ocasiones Sampaoli insistió en cargar con la mochila del fracaso, incluso con frases que mostraban su incomodidad. “Tenía pensado un plan para ejercer mucha presión sobre Croacia, que tiene mucho talento. Pero después del primer gol se quebró el partido y no tuvimos argumentos para responder”, lamentó.

“Tenía pensado un plan para ejercer mucha presión sobre Croacia, pero después del primer gol se quebró el partido”.

Sin embargo, el ex director técnico de Sevilla y la Selección de Chile dejó entrever ciertas críticas para el plantel y los problemas no solo para comprender su planteo, sino también para reponerse anímicamente de los contratiempos.

Luego de exhimir a Wilfredo Caballero de cualquier tipo de carga por su error, el entrenador no pudo con su genio y repitió más de cinco veces que el punto de inflexión del encuentro fue ese gol convertido por Ante Rebic, tras una bochornosa salida del arquero.

Incluso, en un acto inconsciente (o no) cargó contra el mismísimo Lionel Messi, quien, aunque es cierto que jugó un pésimo partido, no es más que una víctima de un desastroso planteo del entrenador.

Al ser consultado sobre una potencial distracción de La Pulga por la rivalidad que mantiene con Cristiano Ronaldo (máximo goleador del Mundial), Sampaoli cayó en la trampa del periodista al marcar una diferencia entre ambos.

Esa misma distancia es notoria en este certamen, donde uno es figura y el otro está desaparecido. “Cristiano es un excelente jugador, lo dicen sus títulos y el rendimiento que tiene en su equipo y su selección”, deslizó.


La respuesta de Mascherano y Agüero

La respuesta no tardó ni una hora en llegar. Dos referentes como Javier Mascherano y Sergio Agüero salieron a la carga contra Sampaoli. En el pasillo que conectaba el vestuario con el micro del plantel ambos se encargaron de mostrar el divorcio del plantel con el entrenador.

Tras una pregunta mal enunciada por un periodista deportivo, que aseguraba falazmente que Sampaoli había disparado contra los jugadores, el Kun, molesto e irritado, aseguró que puede decir “lo que quiera”.

Luego, Javier Mascherano también fue consultado también sobre las declaraciones de la conferencia de prensa, en las que señalaba que el “proyecto había fracasado”, en referencia al planteo realizado y programado para estos partidos de fase de grupos.

“No nos sentimos eliminados, hay que esperar al resultado de mañana, pero duele muchísimo. Todavía queda un partido, ahora no es momento de estar analizando eso“, le reprochó el Jefecito al entrenador.