Crisis en Página 12: la guerra de Santa María con el Gobierno y el paro de los trabajadores del diario

El Canciller - Comentarios

El miércoles 19 de septiembre quedará marcado en la historia de los medios argentinos como el primer día en que Página 12 no se encuentra en los kioskos. A 31 años de su primera edición, el diario siempre estuve disponible para sus lectores en formato papel, pero una lucha gremial derivó en estas consecuencias.

Los trabajadores están exigiendo que la empresa les abone los acuerdos paritarios del 2018. Al no obtener respuesta de las intimaciones de 120 telegramas laborales, crearon un plan de lucha con quita de firmas, en las primeras semanas de septiembre, y que se intensificó con un paro de 24 horas y la no impresión del diario.

De esta forma, y según informan en un comunicado sindical, el Grupo Octubre alega como excusa el no pago de las paritarias por “la falta de homologación del acuerdo por la actual secretaría de Trabajo, requisito que la legislación vigente no exige”.

Al mismo tiempo, el Grupo Octubre respondió a la medida con otro comunicado en el que relatan la situación económica del país y las dificultades que enfrenta la empresa al punto de mostrar, como un suceso extraordinario, el pago de los sueldos. “Con enormes esfuerzos, Página/12 viene pagando los salarios en tiempo y forma y, gracias al aporte de miles de lectores que se unieron a la edición web, pudo encarar la solución de una deuda salarial pendiente de acuerdos anteriores”, explican.

“El Grupo Octubre no desconoce la angustiante situación que viven todos los trabajadores en Argentina y la correspondiente descomposición que sufre el tejido social. Comparte su reclamo y difunde día a día la triste realidad que hoy nos toca vivir. Pero está convencido de que no podrá resolver semejante cuadro puertas adentro”, agregaron en un panorama que no parecería llegar a un acuerdo en el corto plazo.

Es conocida la enemistad del dueño del diario y del titular del gremio de encargados y edificios con el Gobierno y la supuesta “persecución judicial” por una causa de lavado de dinero. Aunque hace meses que Santa María no está en el centro del gobierno ni entre las prioridades de Cambiemos, en la Casa Rosada su nombre aparecía en agenda como uno de los gremialistas opositores para avanzar con una investigación en su contra.

Los trabajadores continuarán su plan de lucha, si no tienen respuestas de la empresa, con nuevos paros de 36 o hasta 48 horas.