Crisis en Córdoba, conflicto en Tucumán y Plan B en Río Negro: los próximos desafíos de Cambiemos

El Canciller - Comentarios

Después de las elecciones en Neuquén, donde el candidato de Cambiemos terminó tercero cómodo pero al menos se evitó el triunfo del candidato de Cristina Kirchner, en la Casa Rosada trabajan en tres desafíos electorales que el oficialismo debe resolver en el corto plazo: Córdoba, Tucumán y Río Negro. En ese orden.

Córdoba: todo roto

En Córdoba, la alianza se rompió y Mario Negri y Ramón Mestre irán con boletas separadas: el primero con la de Cambiemos y el segundo con la de la UCR. Para colmo, en medio del maremoto, Luis Juez retiró a su Frente Cívico de la coalición. Ese escenario es ideal para el actual gobernador, Juan Schiaretti, que irá por la reelección con el sello del PJ y trabaja en la presentación de una lista de unidad con todos los sectores del justicialismo.

La ruptura se concretó ayer, incluso antes de que Justicia Electoral o la Mesa Nacional de la coalición pudieran definir algo. Aunque hay tiempo hasta pasado mañana para buscarle una solución, el destino parece sellado. La elección interna, prevista para el 17, ya no se realizará y los partidos deberán presentar sus listas el 23. “La única forma de que Mestre se baje es si Macri le ofrece la vicepresidencia”, bromeó un dirigente radical que apoya al intendente de la capital cordobesa en diálogo con El Canciller. Las elecciones son el 12 de mayo.

Tucumán: sin candidato

En Tucumán el escenario también es complejo para Cambiemos. Allí se disputan la candidatura la senadora de la UCR Silvia Elías de Pérez (que en las últimas horas se lanzó de manera oficial), el exministro de Hacienda Alfonso Prat-Gay (que la semana pasada empapeló la ciudad de San Miguel con afiches propios) y el extitular del Plan Belgrano, José Cano, para quien en la Rosada tienen dos posibles destinos: vice de Elías de Pérez o la nada.

En la provincia norteña la derrota del oficialismo nacional parece cantada. Según una encuesta que llegó en las últimas horas a los despachos de la Rosada, a la que tuvo acceso El Canciller, el favorito es el exgobernador José Alperovich, que supera los 30 puntos de intención de voto, y lo sigue el actual mandatario, Juan Manzur, con 24.

La senadora radical es la mejor ubicada, pero está a casi 6 puntos de un Manzur que tiene muchas posibilidades de crecer: maneja los recursos del Estado provincial. Como si fuera poco, el presidente Mauricio Macri supera los 70 puntos de imagen negativa, una cifra récord que flaco favor le hará a quien decida llevar su mismo sello. Las elecciones son el 9 de junio.

Río Negro: el otro Plan B

En Río Negro el escenario se presenta similar al de Neuquén: un gobernador consolidado y un candidato del peronismo que logró una unidad inédita. Aunque un sector de Cambiemos recurrió a la Corte Suprema para evitar que el actual mandatario, Alberto Weretilneck, sea candidato otra vez, en Casa de Gobierno empiezan a pensar en un plan B similar al de Neuquén.

La única candidata de la coalición, la radical Lorena Matzen, está completamente fuera de la pelea, que será entre Wetetilneck y Martín Soria, que apoya la candidatura presidencial de Cristina y cuenta con su respaldo (aunque no está previsto que haga campaña por él como sí hizo por Ramón Rioseco en la provincia vecina). Con esa amenaza, en el Ejecutivo evalúan repetir la estrategia: apoyar al gobernador, con el que siempre tuvieron buena relación, ante el posible triunfo del candidato de CFK, aunque eso implique abandonar a su propia candidata. Las elecciones son el 7 de abril.