Crisis de las pymes: cayeron 8,8%, trabajan a la mitad de su capacidad y solo el 22% planea invertir

El Canciller - Comentarios

Las pequeñas y medianas empresas transitan un momento crítico. Según el último informe de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), la producción de las pymes sigue en picada y cayó un 8,8 por ciento en enero y lleva nueve meses consecutivos de derrumbe. Además, trabajan al 53% de su capacidad instalada y solo el 22% planea invertir este año.

Si se la compara con diciembre de 2018, siempre según el informe de la CAME, la caída de la producción fue del 4,7% y los sectores más perjudicados fueron los de material de trasporte, productos de madera y muebles, calzado y marroquinería. También hubo bajas significativas en productos electro-mecánicos, de informática y manufacturas varias, además de minerales no metálicos y artículos de caucho y plástico.

“El sector no tuvo un buen inicio de año y bajó por noveno mes consecutivo. El uso de la capacidad instalada se redujo a 52,9 % y solo 27,5 % de las empresas consultadas crecieron. El descenso en la demanda interna fue muy fuerte y las exportaciones no repuntan, por lo que no ayudan a compensar la debilidad del mercado interno”, advirtió el organismo en el documento, en el que proyectan un dólar “tranquilo”, arañando los $50 para diciembre.

El sector pyme no espera que en 2019 haya una reactivación que les permita volver a niveles de, al menos, fines de 2017 y principios de 2018. Sí esperan que Brasil traccione las exportaciones argentinas y que mejore un poco mercado interno, sobre todo después de las paritarias y el ajuste en las jubilaciones y pensiones, aunque los incrementos en los servicios podrían, también, reducir el consumo.

Otro problema que atraviesa el sector es el financiamiento. El fin de semana, el metalúrgico  Pedro Cascales, secretario de CAME Industrial, dijo a El Cronista que “el costo del financiamiento hoy no baja del 60%-70% para las pymes”, a pesar de la baja de las tasas de referencia (Leliq) anunciadas en la última semana. La cifra es el doble de la que esperan los empresarios, que reclaman una tasa de entre el 28 y el 30 por ciento anual en pesos.

La situación crítica de las pymes complica, también, los planes del Gobierno, que apuesta a una reactivación económica a partir de abril o mayo, que le permita a Cambiemos llegar con más comodidad a las elecciones de agosto y octubre y les garantice, también, seguridad a la hora de elegir a los candidatos nacionales en junio, ya que no podrán cambiarlos después.