Crimen en Villa Gesell: dos rugbiers identificados en la rueda de reconocimiento como los autores

Se trata de Máximo Thomsen y Enzo Tomás Comelli, quienes según los testigos fueron quienes le habrían dado el primer golpe y la patada en el piso a Fernando Báez Sosa.
El Canciller - Comentarios

Máximo Thomsen y Enzo Tomás Comelli fueron los dos rugbiers identificados por los testigos como quienes habrían dado los golpes mortales a Fernando Báez Sosa a la salida del boliche Le Brique. Uno le habría dado el primer golpe y otro lo pateó en el piso.

Fernando Burlando, el abogado de la familia Sosa confirmó en diálogo con TN que dos testigos vieron como Thomsen, imputado como coautor del homicidio “le pegó a Fernando cuando estaba arrodillado en el suelo e inconsciente”. Respecto a Comelli, imputado como partícipe necesario, “lo reconoció un testigo como el que le pegó en primer lugar. El testigo lo describe con lujo de detalles, vestimenta”.

Te recomendamos leer

Quedaría aclarar si también Ciro Pertossi, el otro imputado como coautor, le había dado una patada a Fernando cuando estaba en el suelo. El abogado del estudio de Burlando, Fabián Améndola adelantó que sería “esperable” que en las próximas ruedas de reconocimiento del jueves haya testigos que no reconocieran a los mismos rugbiers.

Sin embargo, explicó: “Cuando hay varios testigos como en este caso, algunos tienen una y otros tienen otra. Las imágenes que están secuestrados en la fiscalía muestran a cuatro personas que le pegaron a Fernando. Hoy reconocieron a dos”.

En cuanto a las penas que podría acarrear, Burlando comentó que “para esta clase delitos es solamente de prisión o reclusión perpetua”. “Hubo una intención de matar. Por lo menos de lo que surge reitero, de pruebas de video fílmica. Es notorio e incluso hay relatos que se suman a los videos, que hablan de una clara intención de matar”, cerró.

Además, trascendieron los dichos de Lucas Pertossi, otro de los imputados. A través de Telefé, se conocieron un audio con declaraciones del acusado Lucas Pertossi donde afirmó que “cada uno sabe el rol que tomó en la pelea y que se haga cargo”. En otra de sus declaraciones dijo: “Me hago cargo, soy responsable porque estuve”. Según Pertossi, los 10 rugbiers son “un grupo que salimos a divertirnos y nos jugó una mala pasada la vida, pero no por eso me voy a condenar ni me voy a entregar”.

Marchas en Buenos Aires y Villa Gesell

Familiares, amigos y parte de la sociedad se manifestaron este martes frente al edificio en el que vivía Fernando, en Recoleta, para reclamar Justicia. “Estoy muerta en vida, pero mi hijo me da una fuerza para luchar por él y para que se haga justicia”, expresó Graciela, la madre del joven. La concentración se realizó en Avenida Pueyrredón al 1879, mientras que otro grupo de amigos y allegados se concentró en las puertas del Colegio Marianista, en donde terminó la secundaria la víctima.

Familiares y amigos de Fernando salieron a reclamar Justicia en la marcha del silencio. Foto NA: Marcelo Capece.

La madre agradeció a los presentes por acompañarla “en este momento tan doloroso. Fer era mi único hijo, era un servidor, un luchador desde chiquito”. También pidió porque no haya “ningún Fernando más”.

En Villa Gessel también salieron a pedir Justicia. Encabezada por la familia de la novia de Fernando, Julieta. Su tío, a través de C5N, pidió que “todos los que se sientan identificados nos apoyen, pidan justicia. Todos son culpables. Ninguno de los diez hizo nada para que eso no sucediera”. En este aspecto sostuvo que “lo importante es sentar un precedente para que esto no le vuelva a pasar a ningún pibe más que sale a bailar. El que le pega a una persona que está inconsciente lo quiero matar y merece perpetua”.

El municipio de Villa Gesell clausuró el boliche Le Brique. Foto: NA