Crimen de Fernando Báez: qué dijeron los rugbiers acusados en la segunda indagatoria

Siguiendo la estrategia de la defensa apuntaron contra la fiscal y declararon sentir miedo en la cárcel. Todavía se espera que confirmen la prisión preventiva.
El Canciller - Comentarios

El caso por el asesinato de Fernando Báez Sosa continuó este miércoles cuando los ocho rugbiers imputados fueron a declarar a la fiscalía de Villa Gesell. Cuestionaron y recusaron a la fiscal, desconocieron las acusaciones y pidieron la presencia de un juez como garantía. A su vez, comentaron que tienen miedo de integrar la población carcelaria por miedo a que “les hagan daño” y “los violen”.

Máximo Thomsen, a quien la fiscalía lo tiene como autor material del crimen, declaró que “lo único que se nos explicó es que la noche anterior se le había entregado a una familia un pibe en un cajón”. De acuerdo con su declaración, en la cárcel “estamos toda la noche escuchando que tienen precio nuestras cabezas, que Burlando (Fernando abogado de la familia Báez Sosa) los va a defender, que nos quieren violar. Nos gritan de todo por la ventana”.

Cuando la fiscal a cargo del caso, Verónica Zamboni le preguntó si hablará sobre el asesinato respondió que no porque no confía en ella. Además, aseguró que se les “mintió desde el primer día” y presentará una declaración por escrito. Después fue el turno de Blas Cinalli. “Tenemos todos miedo, por la ventana nos gritan cosas, nos dicen que nos esperan”, indicó.

Otro de los imputados, Ciro Pertossi se dirigió directamente al juez de garantías David Mancinelli. “Imagínese que, si un simple policía con las esposas me abre una herida de una operación que tengo en la muñeca izquierda, lo que me podrían hacer los internos del penal”, expresó.

El siguiente acusado, Enzo Comelli, señalado en Zárate por dar golpizas en su trabajo como patovica dijo estar “aterrorizado” en la cárcel. “Nosotros sentimos que toda la culpa, además de la fiscal por mentirnos, ocultarnos información y privarnos de la libertad ilegítimamente, es culpa de los medios”, testificó.

Te recomendamos leer

Ayrton Viollaz, Lucas y Luciano Pertossi se negaron a declarar. Matías Benicelli siguió con la estrategia planteada por el abogado defensor, Hugo Tomei y continuaron acusando a la letrada de “mentirosa”.

Como sigue la causa

Los ocho, entre los que declararon y los que no, actualmente figuran como coautores del homicidio de Fernando. Los dos restantes son Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino, que se encuentran en libertad desde el 10 de febrero, son partícipes necesarios.

Están citados para este jueves. Se prevé que sigan la línea marcada por la defensa que recusó y denunció penalmente a Zamboni por presuntas irregularidades durante la primera indagación de sus clientes.

Mientras tanto, esperan la ratificación de las prisiones preventivas para que el Servicio Penitenciario Bonaerense los traslade a una cárcel cercana a sus familias en Campana. Especulan que sería la Unidad N° 57 destinada a jóvenes de las edades de los acusados, entre 18 a 21 años.