Créditos UVA: las medidas que prepara la Provincia para atenuar el impacto de la inflación

El Canciller - Comentarios

La inestabilidad de la economía golpeó de llenó a la ilusión de miles de personas de poder acceder a su primera vivienda. A pesar de la crisis y de la explosión del dólar, la premisa de la gobernación bonaerense sigue en pie y continúa siendo una de las principales prioridades.

En este año, los salarios se vieron afectados por una inflación que llegaría al 45%, en el marco de un contexto internacional complejo que provocó una devaluación del peso y el consecuente impedimento para afrontar un crédito hipotecario.

A pesar del escenario crítico, el acuerdo alcanzado con el Banco Provincia para acceder a créditos blandos permitió que se entregaran 232 mil escrituras en la ciudad de La Plata. “Desde el inicio de la gestión de Vidal se entregaron 40 mil”, destacó el titular de la entidad bancaria, Juan Curutchet.

La pregunta por los valores del dólar es recurrente: ¿qué pasará con los créditos hipotecarios y el futuro de los UVA? “Creo que va a quedar como un instrumento que permitió celebrar contratos a largo plazo sin que momentos de coletazos importantes se traduzcan en la cancelación de esos acuerdos”, explicó a La Nación.

La confianza de la Provincia y de los banqueros en el país, según pudo averiguar elCanciller, radica en que los UVA vuelvan con fuerza y puedan cambiar la vida de más personas. La presunta calma del dólar podría colaborar con la ilusión que sostienen en Cambiemos. ¿Se convertirán los créditos en una alternativa atractiva para los pequeños ahorristas locales?

A su vez, el Gobierno prepara medidas para atenuar el impacto de esta última sobre las cuotas de los créditos. Se trataría de un seguro o fondo compensador para que la relación entre la cuota y los ingresos mensuales de los contratantes no se desasocien.

“Si la cuota se dispara mucho hay una obligación de estirar los plazos. Es una normativa cuando se creó la UVA, cuando sucede una distorsión entre la cuota del crédito y el índice de variación de los salarios de más del 10%”, agregó el titular del Bapro.