Covid-19: por qué Pfizer fabricará la mitad de las vacunas previstas para 2020

Además de la reducción en la cantidad de dosis, IBM confirmó que la cadena de suministro de Pfizer fue atacada por ciberdelincuentes.
El Canciller - Comentarios

El laboratorio estadounidense Pfizer fabricará la mitad de las dosis de su vacuna contra el coronavirus previstas para este año por problemas con la puesta a punto de la cadena de suministro, según informó la compañía.

La falta de materias primas que necesita la vacuna provenientes de Estados Unidos y Europa vuelve imposible producir la cantidad que calcularon en un principio.

Argentina y el laboratorio habían acordado que éste último le entregaría 1.500.000 dosis. La empresa no aclaró cómo afectará a los distintos países la reducción de la producción. Había calculado distribuir 100 millones de su vacuna, pero producirá 50 millones antes de que finalice el año.

“Vamos tarde. Algunos de los primeros lotes de las materias primas no han satisfecho los estándares. Lo hemos solucionado, pero nos ha faltado tiempo para alcanzar las proyecciones”, dijo un representante de la empresa a The Wall Street Journal.

Sin embargo, Pfizer mantiene sus proyecciones de producir más de 1.000 millones de dosis durante el próximo año. Esta semana, el laboratorio y BioNtech pidieron la autorización europea para “producir a nivel mundial hasta 50 millones de dosis de vacunas en 2020 y hasta 1.300 millones de dosis en 2021”.

Te recomendamos leer

Pfizer no se salva de los ciberataques

Esta semana fueron casi todas buenas noticias para la compañía con la aprobación de la vacuna en el Reino Unido y la aplicación desde la semana que viene. Además, espera que Estados Unidos y Europa la autoricen. También pidió ante la ANMAT la aprobación.

Pero no todo es esperanzador, la cadena de suministro de vacunas del laboratorio fue atacada por hackers. Éstos buscan interrumpir su entrega o incautar secretos comerciales, lo que obliga a los laboratorios a estar en alerta, explicó el grupo informático IBM.

“Nuestro equipo recientemente descubrió una campaña global de ‘phishing’ (suplantación de identidad) que ataca a organizaciones asociadas con la cadena de frío del Covid-19”, escribieron en un blog Claire Zaboeva y Melissa Frydrych, analistas de IBM X-Force, un grupo de trabajo dedicado a la ciberseguridad. Esta vacuna debe almacenarse a -70°C.

También IBM confirmó que atacaron a la dirección general de Fiscalización y Aduanas de la Comisión Europea, y a compañías de energía e informática de Alemania, Italia, República Checa, Corea del Sur y Taiwán.

No se determinó quién es el responsable de los hackeos, aunque por la naturaleza y sofisticación, IBM cree que los autores de los ataques son Estados. Hay información confidencial sobre las vacunas en juego, con un valor incalculable.