Costa “cerrada”: entre el pedido de los intendentes y el freno de los vecinos a los turistas

Mar del Plata, Pinamar y Monte Hermoso son algunas de las ciudades costeras que cerraron locales y piden que los turistas no vayan este fin de semana.
El Canciller - Comentarios

En la previa al fin de semana largo, el pedido de los intendentes de la localidad de la costa a los turistas fue el mismo, para desalentar que fueran: “no son vacaciones”. Este jueves, sin embargo, se vieron largas filas en el ingreso a Pinamar, e incluso disturbios entre vecinos que buscaron evitar que las personas ingresaran. Tal como había sucedido días atrás en Monte Hermoso, donde este jueves ya se veían todos los locales cerrados.

En ese sentido, las ciudades costeras cerraron sus “puertas”, al igual que sus hoteles y comercios. Los jefes comunales de Mar del Plata, Monte Hermoso y Pinamar aislaron sus distritos durante el fin de semana que se avecina.

Pinamar

Martín Yeza, intendente de Pinamar, frente a la expansión del COVID-19 decretó el cierre de todos los locales, para evitar en ingreso de turistas este fin de semana. Además aclaró que “todos los días” siguen aumentando los controles.

Pese a que afecta la economía de Pinamar (donde viven 45.000 personas y tiene capacidad para 330.000), el intendente dejó en claro que primero está la salud, y se mostró molesto por la cantidad de vehículos que se vieron este jueves.

Monte Hermoso

Este miércoles, el intendente de Monte Hermoso, Alejandro Dichiara anunció que no funcionará ningún comercio hasta que termine el fin de semana XXL. Los afectados por la medida son los locales de ropa, los hoteles, los resturantes, los bares, los quioscos y las casas de pesca, entre otros.

Tampoco habrá atención al público en las dependencias municipales.

Aunque sí podrán abrir las farmacias, los almacenes, las verdulerías y  las carnicerías, las estaciones de servicios  y las guardias de servicios públicos.

Se aplicarán multas y clausura inmediata de los comercios que incumplan con la reglamentación. Desde el lunes de esta semana, se realizan controles en el ingreso a Monte Hermoso, luego del intento de muchos turistas de visitar la ciudad.

Mar del Plata

También el intendente de “La Feliz”, Guillermo Montenegro, decidió que los comercios de la ciudad cierren hasta el 31 de marzo. Al igual que en CABA, se suspendió el estacionamiento medido.

Todos los locales gastronómicos, bares, boliches, balnearios y puntos turísticos no abrirán sus puertas “para reducir la circulación en la calle y también desalentar el turismo”, sostuvo el Montenegro en su Twitter.

En los colectivos solo podrán viajar pasajeros sentados y se están realizando tareas de desinfección en los medios de transporte públicos.

Por su parte, la Secretaría de Seguridad y la Policía de la Provincia tienen operativos para controlar los ingresos a Mar del Plata y al aeropuerto.