Cortes, reclamos y fuerte presencia policial: calientan Schmid y Bullrich el cuarto paro

El Canciller - Comentarios

En las primeras horas del paro contra el plan económico del presidente Mauricio Macri, políticos y dirigentes sindicales adelantaron que la medida de fuerza prevista para este martes será la de mayor contundencia en varios años. Con más de 14 servicios parados, el cuarto paro nacional contra Cambiemos afectó a todas las ramas laborales y prácticamente paralizó al país. El triunviro de la CGT, Juan Carlos Schmid, sostuvo que el paro excede al sindicalismo ya que el descontento acata a toda la sociedad.

“Acá hay otros sectores que están protestando de las mismas maneras que hace la CGT”, manifestó en diálogo con Luis Novaresio por Radio la Red. En tanto, ratificó que la manifestación de hoy “va a ser una de las demostraciones de mayor contundencia de los últimos tiempos” y remarcó que su alcance será “total”.

 La cuarta huelga general contra Macri tenía, en principio, motivaciones divididas de parte de un sindicalismo que se encuentra fragmentado pero que se unió para esgrimir esta medida de fuerza. “Si no hay un cambio del rumbo económico esto se va a volver a repetir. Si el rumbo es este, el conflicto social va a seguir”, subrayó Schmid.

Ayer comenzó el paro de subtes. En tanto, desde las 0 están afectados el transporte público de pasajeros; el transporte de mercaderías; la atención en dependencias públicas; la apertura de comercios; la actividad financiera y el dictado de clases en las escuelas. Tampoco hay recolección de basura, recarga de cajeros automáticos, ni provisión de combustibles, mientras que estarán afectado el funcionamiento de los centros médicos, donde sólo hay atención en guardias y el SAME.

Además de la huelga, agrupaciones de izquierda encabezadas por Nicolás del Caño y Myriam Bregman realizan cortes desde temprano en los principales acceso de la ciudad de Buenos Aires. Algunos de ellos se encuentran en  Panamericana y 197, Acceso Oeste a la altura del Hospital Posadas y en el Puente Pueyrredón, en la ciudad de La Plata, además de otros en Neuquén, Córdoba, Rosario, Mendoza, Jujuy y Tucumán.



Por otro lado, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, afirmó que se garantizará la libre circulación de la gente en los accesos a la ciudad de Buenos Aires.

“Las avenidas y autopistas principales federales que nos tocan cuidar no van a ser cortadas para que la gente pueda llegar a su trabajo en libertad”, señaló la funcionaria en declaraciones a las radios Mitre y La Red y Mitre. “Nuestra decisión es que no haya cortes”, agregó.

“Hay un intento de imposición, de querer gobernar de aquellos que representan un sector de la sociedad, no políticamente, sino gremialmente; que sea el cuarto paro general al Gobierno, lo que Micheli, la verdad es un clima fuera de los parámetros de la democracia”.