“Corrida” y sin hablar con Macri, vuelve Carrió a escena con críticas al Gobierno, pero no rompe

El Canciller - Comentarios

“No comparto ninguna estrategia. Estoy corrida y al margen de todo”. Elisa Carrió les comunicó así a algunos dirigentes partidarios de la Coalición Cívica su situación actual, después de volver de un nuevo “viaje espiritual” por Israel. Sin embargo, a pesar de que se siente distante del Ejecutivo, la diputada insiste en que no romperá Cambiemos.

En privado, Carrió asegura que no fue consultada por ninguno de los funcionarios a la hora de negociar el presupuesto con el peronismo y se quejó de las concesiones que algunos hicieron a los gobernadores. “Al PJ no se le entrega todo, hay que doblarles la apuesta”, afirmó, según consignó el diario La Nación.

Durante este año, la líder de la CC se enfrentó varias veces con el oficialismo, especialmente en cuestiones vinculadas al Poder Judicial y la corrupción: pidió en el Congreso el juicio político del ministro de Justicia Germán Garavano, dijo haber “perdido la confianza” en el presidente Mauricio Macri y su vocación por “terminar con la impunidad” y avanzó contra personas muy cercanas de su entorno, como su primo Ángelo Calcaterra y su amigo y presidente de Boca, Daniel Angelici.

También, en las últimas horas, manfiestó su posición sobre la jugada del kirchnerismo, el massismo y el peronismo federal en el Consejo de la Magistratura. En Twitter,  la diputada escribió ayer que “el peronismo les hizo ‘pito catalán’ a los argentinos” y compartió una dura nota de la diputada nacional Marcela Campagnoli.