Coronavirus “federal”: 3 provincias sin casos, multas y refuerzo de fronteras

Desinfección de calles, sanciones económicas y preocupación por el dengue. ¿Cómo se vive la cuarentena en diferentes provincias del país?
El Canciller - Comentarios

En las últimas horas, el presidente, Alberto Fernández, confirmó la extensión del aislamiento obligatorio hasta la finalización de Semana Santa.

Las únicas provincias que por el momento no registran casos positivos del Covid-19 son Formosa, Catamarca y Chubut, pero aún así deben cumplir con el decreto establecido a nivel nacional.

Formosa solo tiene un caso sospechoso que se encuentra bajo vigilancia. Sin embargo, los controles en las calles se mantienen. Este domingo 518 personas fueron detenidas por violar la cuarentena. La policía provincial revisa a vehículos particulares y colectivos, corroborando que cada persona tenga la autorización necesaria para circular.

Aunque, el coronavirus se lleva la atención de una buena parte de la sociedad. El problema principal radica en el dengue: hasta este fin de semana se registraban 1.092 casos. Al respecto, Ariel Cardozo, estudiante de ingeniería en electromecánica en una empresa de la construcción consideró que “se subestima mucho el tema porque no hay casos confirmados. Lo toman a la ligera y sigue habiendo movimiento, aunque cerca de las 20:00 horas se incrementan los controles”.

En Catamarca, pese a no tener casos confirmados, tratan de mantener la prevención al máximo. Durante la noche, camiones regadores adaptados con pulverizadores desinfectan las calles y fachadas de algunos edificios con una mezcla de agua y lavandina. Se priorizan las zonas donde hay mayor concentración de personas como el sector bancario, las plazas y supermercados.

Chubut, provincia que tampoco registra casos, decidió reforzar las fronteras. Se permite únicamente el ingreso de camiones de abastecimiento, y se suspenderán todos los vuelos hacia el territorio provincial desde el 31 de marzo. A esto se suma, el cese del transporte público en las ciudades y la conexión interurbana.

El Ministerio de Salud chubutense adelantó que “se aguardan resultados definitivos de los casos reportados”. Hasta ahora 1.847 viajeros son mantenidos bajo aislamientos preventivos.

Distintas provincias, un mismo objetivo

Neuquén posee 12 contagios y una muerte por la enfermedad. En el gobierno aseguran que las medidas de aislamiento se cumplieron en un 90%. Repartiéndose el 10% restante entre personal calificado como “esencial”.

A partir del sábado, el gobernador, Omar Gutiérrez decretó la prohibición total de circulación entre las 20:00 y las 8:00 horas. A su vez, aquellos que no cumplan, no podrán acceder a ningún beneficio provincial en el marco de la emergencia sanitaria.

Al respecto, Iván Palomeque, quien trabaja para una empresa petrolera, explicó que “mucha gente se tomó muy enserio el tema. Más aún cuando el gobernador declaró el aislamiento total”.

Te recomendamos leer

Misiones lleva la reclusión de sus ciudadanos bajo penas por multas. En concordancia con otras provincias, se impondrán sanciones de hasta 20 mil pesos para todo aquel que sea sorprendido violando la ley.

Los casos por infección de la pandemia no superan las dos personas, pero se tomaron medidas de prevención como el acondicionamiento de clubes para posibles infectados. Instalaron 500 camas para atender casos que puedan ir surgiendo.

En el aspecto sanitario, Agustín González, psicólogo que trabaja en el área de salud, explicó a este medio que comenzaron con medidas prevención antes de que se saliera en vigor el decreto 297/20. “Arrancamos con el uso del alcohol en gel, usamos barbijos y guantes para cuidar a los profesionales, tampoco permitíamos en la sala de espera más de siete personas”, indicó.

Te recomendamos leer

En el centro del país, concretamente en Córdoba se abrirán siete Centros de Operaciones de Emergencias. Estarán establecidos en el interior con el objetivo de coordinar las acciones futuras referidas a la contingencia sanitaria actual.

Actualmente, poseen 73 casos positivos. Micaela Estrada, quien trabaja por las noches en una farmacia de la capital, indicó que “la ciudad es una tumba, prácticamente nadie sale de sus casas, pero cuando lo hacen piden alcohol, guantes y mascarillas“.