Cornejo, Morales, Negri, Naidenoff y Lousteau: la disputa por la conducción de la UCR

A menos de un mes de elegir nuevas autoridades nacionales, la UCR está en puja por los cargos parlamentarios.
El Canciller - Comentarios

La Unión Cívica Radical comenzó las tratativas para definir cómo se constituirá desde el 10 de diciembre. Mientras un sector aboga porque el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, lidere el interbloque en la Cámara de Diputados, otra rama, que comanda el mandatario jujeño Gerardo Morales, pretende que los principales cargos se mantengan tal como están ahora.

Consultado por la posibilidad de ocupar la Presidencia del Comité Nacional del partido, Morales afirmó este viernes en diálogo con Radio La Red que tiene “legítimas aspiraciones” de tomar el cargo, aunque confió en “poder lograr un acuerdo” con Cornejo.

Mientras todavía es una incógnita si el partido continuará en su totalidad dentro de Juntos por el Cambio, el diputado mendocino Luis Petri inició gestiones para que el gobernador de su provincia le saque la gestión del bloque a Mario Negri en la Cámara baja.

A Cornejo le interesaría menos continuar al frente del partido que asumir la presidencia del bloque de Diputados, pero la disputa en la Cámara baja podría repercutir en la elección de autoridades nacionales del radicalismo, que deberá realizarse antes del 12 de diciembre.

Según confiaron fuentes del radicalismo a El Canciller, el mandatario mendocino empezó a promover a Martín Lousteau para liderar el bloque del Senado. Allí, el formoseño Luis Naidenoff tendría, al igual que Negri, voluntad de seguir en el cargo. En lo que respecta a la disputa en la Cámara baja, desde un sector de la UCR indicaron que Negri cuenta con el apoyo de la Casa Rosada para renovar la jefatura de la bancada.

Te recomendamos leer

Morales, por su parte, sentó posición en la contienda. El gobernador jujeño consideró que el actual titular del interbloque del oficialismo en Diputados tiene más consenso para encabezar la coalición legislativa y sostuvo que Lousteau “recién está ingresando al partido”, por lo que avaló la continuidad de Naidenoff.

Cornejo, uno de los máximos detractores del modus operandi que encarnaron Macri y Marcos Peña a lo largo de los cuatro años de gestión, dijo en declaraciones a TN que “no hay chances de que haya un único líder de la oposición”.

El mendocino presiona para reconstruir Juntos por el Cambio y cree que la premisa inicial para cristalizar su objetivo es modificar los principales liderazgos. Algo que, dado el contexto actual, asoma complicado.