Contraoferta, divisiones y foto: hacen catarsis los gobernadores antes del encuentro con Macri

Están reunidos en la sede del Consejo Federal de Inversiones y planean un borrador para presentarle un borrador al Gobierno
El Canciller - Comentarios

Los gobernadores ingresaron a la sede del Consejo Federal de Inversiones (CFI), ubicado en San Martín 871, con más dudas que certezas. Antes del encuentro de mañana con ministros y el mismísimo presidente Mauricio Macri en Casa Rosada, elaboran una “contraoferta” para llegar a buen puerto en las negociaciones con el Gobierno por el “Consenso Fiscal”. Tienen algo en claro: necesitan más “tiempo”, no quieren perder Ingresos Brutos ni tampoco retirar sus demandas pendientes en la Corte Suprema de Justicia.

Un temor sobrevolará la reunión: los caciques provinciales creen que no podrán compensar los $200 mil millones anuales que implicará resignar Ingresos Brutos. Para eso, los ministros de Economía de cada jurisdicción, trabajaron esta mañana en un borrador con el que sus arcas puedan salir airosas del entuerto fiscal.

El Gobierno quiere que este jueves la foto del “consenso” se viralice rápidamente por redes sociales para, de alguna forma, “incidir” sobre el ingreso de las reformas al Congreso próximo a suceder. Es una muestra de fuerza. Los gobernadores tienen un as bajo la manga que están dispuestos a negociar; a cambio de diluir las exigencias fiscales de Balcarce 50, ofrecen a sus diputados y senadores para que levanten la mano cuando las reformas de Cambiemos ingresen al parlamento.

En números. Según los mandatarios provinciales, Ingresos Brutos significa el 74% de la recaudación total de las provincias, lo que significan unos 595 mil millones de pesos. Un dato: la visita de Macri a Salta un día antes del cónclave no es casual. El gobernador actúa como nexo entre los reclamos oficiales y las dudas de los caciques.

Carlos Verna, el gobernador de La Pampa, es uno de los mandatarios más díscolos en esta negociación: “La Pampa no va a ceder, en estas condiciones no firmamos”, marcó la cancha su ministro de Hacienda, Ernesto Franco